Nuevas recetas

Todo lo que necesita saber sobre alimentos durante el cierre del gobierno

Todo lo que necesita saber sobre alimentos durante el cierre del gobierno

Así que es la segunda semana del cierre del gobierno. ¿Qué sigue, preguntas?

En lo que va de la semana, nos enteramos de que la producción de cerveza artesanal está suspendida, un susto de la salmonela está ocupando el tiempo de los CDC y el USDA y, bueno, el Congreso todavía no ha llegado a un acuerdo.

Las viñetas señalan cómo está afectando su comida, bebidas y viajes.

Seguridad alimenticia
• El CDC ahora tiene unos 30 trabajadores que regresaron de la licencia después de que un brote de salmonela enfermara a más de 200 personas.

• Tenga cuidado con los alimentos importados: la FDA dice que está controlando menos del 2 por ciento de los alimentos importados. Verificar una lista de peligros potenciales aquí, incluido el queso (bacterias potenciales), el té (posible combinación de cocaína) y productos frescos.

• A nivel nacional, el USDA ha pasado de inspeccionar algunos 200 plantas por semana a cero, solo monitoreando carnes y aves. Las verduras, frutas y productos lácteos ya no se inspeccionan.

Complemento alimenticio, Salud alimentaria
• El programa SNAP todavía se distribuye estado por estado, mientras tengan fondos. Sin embargo, una vez que esos fondos se agoten, el programa tendrá que cerrarse, ya que el gobierno no canalizará fondos hacia el programa de alimentos nutricionales.

• ¡Vamos a movernos! De Michelle Obama el programa está encendido modo de apagado, a pesar de su sitio web en funcionamiento.

Cocineros
• Director ejecutivo de Let's Move! Sam Kass (quien también estaba cocinando la cena todas las noches para la Primera Familia) fue poner en licencia. Mientras tanto, el chef ejecutivo Cris Comerford está de servicio.

Comida gratis
• Los desafortunados trabajadores sin permiso pueden devorar sus penas en un grupo de restaurantes que ofrecen comida gratis, incluidos sándwiches en José Andrés. Jaleo, Oyamel, y Zaytinya desde las 3 p.m. a las 5 p.m. Otros bares ofrecen descuentos especiales, las cafeterías ofrecen café (y abrazos) y, sobre todo, algunos lugares están haciendo que los miembros del Congreso paguen el doble. Una lista actualizada aquí.

• Boston Market es la primera cadena nacional en repartir alimentos a empleados federales y personal militar, ofreciendo un pollo asado entero gratis si compra una comida familiar en cualquier lugar de los Estados Unidos.

Bebidas
• La gente de la cerveza artesanal, junto con otros productores de alcohol de lotes pequeños, imaginamos, están esperando el Oficina de Impuestos y Comercio de Alcohol y Tabaco aprobar nuevas etiquetas, recetas e instalaciones. Entonces, cualquier nueva cerveza artesanal o botellas de vino te gustaría probar? Tendrás que esperar mucho más.

Restaurantes
• Los restaurantes en propiedad del gobierno se han visto afectados durante el cierre, ya que ya no se les permite abrir (a menos que estén alquilando un espacio). Mientras tanto, los restaurantes de Washington, D.C. caída severa del negocio cerca de Capitol Hill.

Viaje
• Si bien puede parecer que las oficinas de pasaportes deberían cerrar, resulta que el Departamento de Estado continuar procesando las solicitudes de pasaporte y visa, siendo los tiempos de procesamiento los mismos. ¿La razón? Todas estas operaciones están respaldadas por tarifas, en lugar de fondos gubernamentales. Es posible que algunas oficinas en edificios federales cierren, pero las solicitudes de pasaportes se están procesando.


Todo lo que necesita saber sobre el inminente cierre del gobierno

Con el gobierno al borde del cierre, The Daily Beast reúne a los cinco mejores explicadores del lío en Washington.

La bestia diaria

J. Scott Applewhite / AP

Los legisladores parecen no poder actuar juntos cuando se trata de lidiar con el presupuesto. Los republicanos del Congreso quieren retrasar la financiación de Obamacare durante un año a cambio de aprobar una resolución continua que permitiría al gobierno seguir funcionando. Pero los demócratas se mantienen firmes en su posición de que la reforma del sistema de salud no está sobre la mesa. Mientras el Congreso continúa discutiendo sobre si financiar al gobierno, la fecha límite de medianoche se acerca rápidamente. Aquí hay cinco artículos para que esté al tanto de lo que está sucediendo en Washington.

The New York Times & # x27s El blog de crisis fiscal tiene las últimas actualizaciones sobre la situación de las negociaciones. Durante el fin de semana, la Cámara aprobó un proyecto de ley que mantendría al gobierno financiado, pero forzaría un retraso de un año de Obamacare y derogaría uno de los impuestos que pagan la ley de atención médica. El proyecto de ley no fue novedoso ya que los demócratas del Senado se mantienen firmes en su negativa a votar por una medida que incluye algo que tenga que ver con la reforma del sistema de salud.

La cartilla más completa

Gregory Korte en EE.UU. Hoy en día escribió lo que probablemente sea el manual más completo sobre el cierre. Es una lista de 66 preguntas y respuestas que cubre todo, desde el cierre más largo de la historia (21 días) hasta si las agencias federales pueden ignorar el cierre. (No pueden & # x27t. Gastar dinero de los contribuyentes sin la aprobación del Congreso es un delito grave.) El artículo también señala que incluso si el gobierno cierra, los intercambios estatales establecidos bajo Obamacare seguirán abiertos el martes.

Si bien un cierre es posible en los Estados Unidos, realmente no ocurre en otros países, explica The Guardian. En Gran Bretaña, por ejemplo, las medidas fiscales y de gasto se promulgan en la Cámara de los Comunes, donde esencialmente se convierten en un voto de confianza en el gobierno. "Incluso el más rebelde [miembro del Parlamento] se resistiría a rebelarse", señala el artículo.

¿Qué sucede en un cierre?

Esta El Correo de Washington pieza explica lo que sucederá si se produce el cierre. Los empleados cuyos trabajos se relacionen con la seguridad nacional, como el personal militar, aún tendrán que presentarse a trabajar, al igual que aquellos que realicen servicios esenciales como control de tráfico aéreo, patrulla fronteriza, cumplimiento de la ley, supervisión bancaria y asistencia en casos de desastre. Pero sus cheques de pago por el trabajo durante el cierre pueden retrasarse hasta que el gobierno vuelva a funcionar. Los miembros del Congreso, por otro lado, seguirán pagando sin importar lo que suceda gracias a la 27a enmienda, que establece que no se pueden realizar cambios en los salarios de los legisladores y # x27 hasta después de una elección.

Pero ese ni siquiera es el mayor problema ...

Incluso si evitamos el cierre, otra crisis se avecina a la vuelta de la esquina. El columnista de Daily Beast, Jon Favreau, nos recuerda que los legisladores todavía tienen que acordar aumentar el límite de la deuda para mediados de octubre o el gobierno no podrá pagar las facturas en las que ya ha incurrido. Si los republicanos se niegan a votar por la medida, los resultados podrían ser catastróficos. "No aumentar el límite de la deuda causaría mucho más dolor a muchas más personas que un cierre del gobierno", escribe Favreau. "Romper el límite de la deuda provocaría un cierre económico de proporciones épicas".


Lo que necesita saber sobre la escasez de gas en el sur a medida que aumentan los costos de los artículos cotidianos

Los precios de los productos en todo el país están subiendo gracias en parte a la inflación, las interrupciones de la cadena de suministro y un ataque de ciberseguridad que, en su momento, provocó que los precios de la gasolina se dispararan.

Todo, desde el costo de los cereales Kellogg & aposs y la Coca-Cola hasta los automóviles usados, los pasajes aéreos y los precios de los hoteles han ido en aumento, según NPR.

"Todo lo que se puede pensar está subiendo", dijo al medio William Lee, economista jefe del Milken Institute.

Los precios al consumidor aumentaron 4.2 por ciento durante el último año & # x2014 el mayor aumento de 12 meses desde un aumento de 4.9 por ciento para el período que terminó en septiembre de 2008, dijo la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. En un comunicado de prensa el miércoles.

El comunicado señaló que el índice de automóviles y camiones usados ​​subió un 10 por ciento en abril, el mayor aumento de un mes desde que comenzó la serie en 1953, mientras que el índice de alimentos subió un 4 por ciento.

Según NPR, el salto en los precios se produce cuando el costo de materiales como la madera y el acero ha aumentado en medio de interrupciones en la cadena de suministro global, y los billones de dólares inyectados a la economía por el gobierno para tratar de compensar el daño causado por la pandemia de COVID. .


Sí, porque es considerado un servicio esencial y necesario por parte del gobierno de EE. UU. Se seguirán emitiendo cheques durante el cierre y se seguirán desembolsando cupones de alimentos.

Esta ha sido una gran parte del debate. Debido al cierre, más de 9 millones de niños cuyos padres generalmente ganan demasiado para calificar para Medicaid, pero no lo suficiente para la cobertura de salud privada, están menos seguros hoy sobre la atención médica sólida. Aunque Trump pidió que CHIP, el Programa de Seguro Médico para Niños, sea parte de una solución a largo plazo, los republicanos están tan confundidos como el presidente contradijo los planes de su propia administración, lo que demuestra que nadie tiene una solución al respecto.


Semana ocupada de noticias de COVID en Michigan: todo lo que necesita saber

Ha sido una semana extremadamente ocupada para los temas relacionados con COVID en Michigan, desde debates sobre otro cierre hasta llenar hospitales rápidamente y seis meses más de restricciones en el lugar de trabajo.

Si ha tenido problemas para mantenerse al día con todo o simplemente desea un repaso, tenemos un desglose de todos los temas principales de COVID-19 a continuación.

Debate de cierre

Todos quieren saber si Michigan se cerrará nuevamente debido al aumento de los casos totales. Como Dr. Joneigh Khaldun, el director médico ejecutivo de la Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan, dijo el miércoles, las tasas de positividad y de casos del estado son cinco veces más de lo que eran hace dos meses.

Pero Gobernadora Gretchen Whitmer ha insistido a lo largo de la semana en que su administración no planea imponer restricciones adicionales más allá de las que ya existen. Estos incluyen reglas que cubren reuniones, límites de capacidad en restaurantes y máscaras.

El lunes, la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, dejó en claro ella cree que Michigan necesita cerrar.

“La respuesta a eso es realmente cerrar las cosas, volver a lo básico, volver a donde estábamos la primavera pasada, el verano pasado, y cerrar las cosas para aplanar la curva”, dijo Walensky.

Cuando Whitmer celebró su sesión informativa del miércoles, su postura no había cambiado.

"En esta coyuntura, sabemos que las herramientas a nuestra disposición que pueden mejorar más drásticamente los resultados para las personas en este estado son las vacunas, y es por eso que nos estamos moviendo tan rápidamente para que las personas se vacunen", dijo Whitmer.

La postura de la gobernadora es esencialmente la siguiente: cree que la propagación de COVID-19 se puede ralentizar con las reglas que ya están vigentes. Ella piensa que el problema es una combinación de incumplimiento, variantes más contagiosas y reservorios de personas sin anticuerpos.

La semana pasada, pidió a los habitantes de Michigan que no cenasen en restaurantes, participaran en deportes juveniles o se reunieran con personas de otros hogares durante dos semanas. Pero esas seguirán siendo recomendaciones, no reglas, dijo.

El Dr. Nick Gilpin, director médico de prevención de infecciones de Beaumont Health, habló el jueves sobre la capacidad del hospital y estuvo de acuerdo con Walensky.

"Si también mira hacia atrás en nuestras oleadas anteriores, ¿cuál fue la diferencia?" Preguntó Gilpin. “La diferencia en el primer aumento que experimentamos es que hubo restricciones en la comunidad para limitar el tamaño de las reuniones y limitar las actividades en interiores que sabemos que son formas muy efectivas de transmitir el coronavirus. Lo vimos en marzo y abril del año pasado. Lo vimos en los meses de otoño e invierno en Michigan, y creo que ambos aumentos se curvaron, en parte, debido a restricciones activas ".

Cuando se le preguntó directamente si cree que Michigan debe cerrar, Gilpin dijo que sí cree que Michigan necesita más restricciones para combatir este aumento.

“Creo que sí, tenemos que tener algún nivel de compromiso para restringir algunas de esas actividades en la comunidad”, dijo Gilpin.

El aumento de vacunas no es una opción

Whitmer quiere que el gobierno federal aumente las vacunas adicionales a Michigan debido a la rápida propagación del COVID-19 aquí. Pero eso no forma parte del plan nacional de vacunas.

"Hay diferentes herramientas que podemos usar para diferentes períodos de cuando hay un brote", dijo Walensky. “Por ejemplo, sabemos que si las vacunas van en armas hoy, no veremos un efecto de esas vacunas, dependiendo de la vacuna, en algún lugar entre 2 y 6 semanas.

“Creo que si intentamos vacunarnos para salir de lo que está sucediendo en Michigan, nos decepcionaría que la vacuna haya tardado tanto en funcionar, en tener el impacto. Del mismo modo, necesitamos esa vacuna en otros lugares. Si nos vacunamos hoy y tendremos impacto en seis semanas, y no sabemos dónde va a estar el próximo lugar que va a aumentar ".

Andy Slavitt, el administrador interino de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, estuvo de acuerdo.

"Tenemos que recordar el hecho de que en las próximas 2 a 6 semanas, las variantes que hemos visto en Michigan, esas variantes también están presentes en otros estados", dijo Slavitt. "Por lo tanto, nuestra capacidad para vacunar a las personas rápidamente en cada uno de esos estados, en lugar de tomar vacunas y pasar a jugar al whack-a-mole, no es la estrategia que los líderes de salud pública y los científicos han establecido".

Pausa de vacunación de Johnson & amp Johnson

La otra gran noticia de la semana sobre vacunas es que Michigan seguirá las recomendaciones de la FDA y los CDC para pausar temporalmente la administración de la vacuna Johnson & amp Johnson.

De los 6,8 millones de personas que han recibido la vacuna Johnson & amp Johnson en todo el país, los funcionarios han identificado a seis mujeres que desarrollaron un coágulo de sangre poco común posteriormente, según los expertos.

“Por precaución, estamos siguiendo las recomendaciones de la FDA y los CDC y estamos pausando el uso de la vacuna Johnson & amp Johnson en Michigan”, anunció Khaldun.

A pesar de que estos casos de coágulos de sangre son extremadamente raros, solo seis de cada 6.8 millones, los expertos están investigando solo para estar seguros.

Por el momento, cualquier ciudadano de Michigan programado para recibir una vacuna Pfizer o Moderna debe proceder según lo planeado, y cualquier persona que supuestamente deba recibir la vacuna Johnson & amp Johnson debe reprogramar o recibir una de las otras marcas, dijeron las autoridades.

Se extendieron las restricciones de emergencia en el lugar de trabajo

Michigan ha ampliado las normas laborales de COVID que ya estaban vigentes y ahora están vigentes hasta el 14 de octubre.

La extensión de seis meses significa que cualquier empleado que pueda trabajar desde casa debe hacerlo para reducir la posibilidad de propagar COVID-19.

El trabajo en persona está permitido para trabajos que no se pueden realizar en otro lugar, pero se recomienda encarecidamente el trabajo a distancia.

Las empresas en persona deben mantener un plan de preparación y respuesta COVID-19 por escrito y proporcionar una capacitación completa a los empleados. Esa capacitación debe cubrir las prácticas de control de infecciones en el lugar de trabajo, cómo usar el equipo de protección personal, los pasos para notificar a la empresa sobre los síntomas del COVID-19 y cómo informar las condiciones de trabajo inseguras.

Finalización de los beneficios de desempleo extendidos

Los funcionarios federales anunciaron los beneficios de desempleo extendidos ya no estarán disponibles para los habitantes de Michigan después de esta semana. Expirarán oficialmente el sábado.

Esos beneficios están caducando porque la tasa de desempleo del estado ha caído por debajo del umbral requerido. Los beneficios extendidos entran en vigencia cuando la tasa de desempleo total promedia 6.5% o más durante tres meses consecutivos.

El Departamento de Trabajo de EE. UU. Notificó a la Agencia de Seguro de Desempleo de Michigan que el programa ya no será pagadero después de esta semana. Los funcionarios de la UIA han comenzado a notificar a los 16.000 reclamantes que actualmente reciben beneficios extendidos sobre el final del programa.

El programa de beneficios extendidos proporcionó de 13 a 20 semanas adicionales de beneficios para las personas que han agotado sus beneficios de desempleo regulares y otras extensiones.

Los funcionarios de Michigan dijeron que el estado ha pagado alrededor de $ 419 millones en beneficios extendidos desde que las altas tasas de desempleo activaron el programa.

Los hospitales se llenan rápidamente

Gilpin dijo que la mayoría de los hospitales de Beaumont están muy cerca de alcanzar su capacidad. Espera que pronto lleguen a su techo.

"Está apretado", dijo Gilpin. "Todos los días, cada uno de nuestros sitios se reúne de manera muy activa para ver qué pueden hacer para crear espacio".

La directora de enfermería de Beaumont Health, Susan Grant, dijo que a partir del jueves por la mañana (15 de abril), la mayoría de los hospitales de Beaumont tienen entre el 90% y el 95% de su capacidad.

Durante el segundo aumento en Michigan este invierno, Beaumont estaba atendiendo a más de 700 pacientes con COVID-19 en su sistema de ocho hospitales, dijo Gilpin. En este momento, hay más de 800 pacientes.

Gilpin lo comparó con "un tren fuera de control".

"Si seguimos viendo que los números de COVID aumentan, tendremos que hacer algunos arreglos, abrir algunas camas adicionales, pero nuevamente, el desafío aquí y el tema del día es: ¿De dónde vamos a conseguir ese personal?" Dijo Gilpin.

Grant dijo que las enfermeras y los trabajadores del hospital están agotados física y emocionalmente. Algunas enfermeras han optado por la jubilación anticipada y otras abandonan la profesión por completo.

“Nos preocupamos por eso todos los días, y ya lo estamos viendo, desafortunadamente”, dijo Grant. “Es muy preocupante.

“En esta época del año pasado, ninguno de nosotros hubiera imaginado, pasando por esa época extraordinariamente difícil, que estaríamos aquí de nuevo, en la misma época este año. Que estaríamos trabajando y atendiendo a tantos pacientes infectados con el coronavirus. Cientos y cientos de ellos pasan por nuestras salas de emergencia ".

Las preocupaciones de COVID del alcalde de Detroit

Alcalde de Detroit Mike Duggan está preocupado por la capacidad hospitalaria y las tasas de vacunación dentro de la ciudad.

De los 22 residentes de Detroit que murieron de COVID-19 en los primeros 10 días de abril, 10 tenían 70 años o más y eran elegibles para la vacuna desde enero, dijo.

"Muchas de estas trágicas muertes se pudieron prevenir", tuiteó Duggan. “Nuestros hospitales están llenos de pacientes con COVID-19. Con las vacunas COVID-19 más accesibles que nunca, insto a los habitantes de Detroit a que se vacunen lo antes posible ".

Dijo que los habitantes de Detroit no se están vacunando a una tasa lo suficientemente alta. Las citas para vacunas Moderna y Pfizer siguen estando ampliamente disponibles.

"En comparación con los condados y suburbios circundantes, la tasa de vacunación de Detroit es extremadamente baja", tuiteó Duggan.


Todo lo que necesita saber sobre cómo funcionará el cierre del gobierno

Se avecina un cierre del gobierno a partir del martes 1 de octubre. La Cámara y el Senado no pudieron ponerse de acuerdo sobre un proyecto de ley para financiar al gobierno y se acabó el tiempo.

Entonces & # 8230 es hora de apagar. Echemos un vistazo a cómo funcionará esto.

No todas las funciones del gobierno simplemente se evaporarán el 1 de octubre; los cheques del Seguro Social se seguirán enviando por correo y los hospitales de veteranos permanecerán abiertos. Pero muchas agencias federales cerrarán sus puertas y enviarán a sus empleados a casa, desde la Agencia de Protección Ambiental hasta cientos de parques nacionales.

A continuación, se muestra cómo funcionará un cierre, qué partes del gobierno cerrarán y qué partes de la economía podrían verse afectadas.

¿Esperar lo? ¿Por qué el gobierno federal está a punto de cerrar?

Respuesta corta: hay amplias franjas del gobierno federal que deben recibir fondos cada año para funcionar. Si el Congreso no puede ponerse de acuerdo sobre cómo financiarlos, tienen que cerrar. Y, ahora mismo, el Congreso no puede ponerse de acuerdo sobre cómo financiarlos.

Para ser un poco más específico: cada año, la Cámara y el Senado deben acordar 12 proyectos de ley de asignaciones para financiar a las agencias federales y establecer prioridades de gasto. El Congreso se ha vuelto realmente malo a la hora de aprobar estos proyectos de ley, por lo que en los últimos años han recurrido a presupuestos provisionales para mantener al gobierno financiado (lo que se conoce como “resoluciones continuas”). El último recurso provisional pasó el 28 de marzo de 2013 y finaliza el 30 de septiembre.

En teoría, el Congreso podría aprobar otra medida provisional antes del martes. Pero el Senado controlado por los demócratas y la Cámara controlada por los republicanos están en desacuerdo sobre cómo debería ser esa solución provisional. La Cámara aprobó un proyecto de ley de financiación durante el fin de semana que retrasó el Obamacare durante un año y derogó un impuesto a los dispositivos médicos. El Senado rechazó esa medida. Votaron unas cuantas veces más y todavía no hay acuerdo. Entonces & # 8230 vamos a tener un cierre.

¿Un cierre significa que todos los que trabajan para el gobierno federal tienen que irse a casa?

No exactamente. Las leyes y regulaciones que gobiernan los cierres separan a los trabajadores federales en "esenciales" y "no esenciales". (En realidad, el término preferido hoy en día es "excluido" y "no exceptuado". Esto se modificó en 1995 porque "No esencial" parecía un poco hiriente. Pero mantendremos las cosas simples).

La Oficina de Administración y Presupuesto ordenó recientemente a los gerentes de todas las agencias federales que realicen revisiones para ver cuáles de sus empleados pertenecen a cada una de estas dos categorías. Si se produce un cierre, los trabajadores esenciales se quedan, aunque sin paga. Los trabajadores no esenciales tienen que irse a casa después de medio día preparándose para cerrar la tienda.

¿Qué partes del gobierno permanecen abiertas?

Hay una gran cantidad de funciones gubernamentales clave que se llevan a cabo durante un cierre, incluido todo lo relacionado con la seguridad nacional, la seguridad pública o los programas incluidos en la ley permanente (como el Seguro Social). Aquí tienes una lista parcial:

& # 8212 Cualquier empleado u oficina que "se encargue de la seguridad nacional, incluida la conducción de las relaciones exteriores esenciales para la seguridad nacional o la seguridad de la vida y la propiedad". Eso significa que el ejército de los EE. UU. Seguirá operando, por ejemplo. También lo harán las embajadas en el extranjero.

& # 8212 Cualquier empleado que lleve a cabo “actividades esenciales en la medida en que protejan la vida y la propiedad”. Así, por ejemplo: el control de tráfico aéreo permanece abierto. También lo hace toda la atención médica de emergencia, la patrulla fronteriza, las prisiones federales, la mayoría de las fuerzas del orden público, la asistencia de emergencia y desastres, la supervisión del sistema bancario, el funcionamiento de la red eléctrica y la protección de la propiedad federal.

& # 8212 Las agencias tienen que seguir enviando beneficios y programas operativos que están escritos en una ley permanente u obtener financiamiento de varios años. Eso significa enviar cheques del Seguro Social y proporcionar ciertos tipos de beneficios para veteranos. Los beneficios de desempleo y los cupones de alimentos también continuarán por el momento, ya que su financiamiento ha sido aprobado en proyectos de ley anteriores.

& # 8212 Todas las agencias con fuentes independientes de financiamiento permanecen abiertas, incluido el Servicio Postal de los EE. UU. Y la Reserva Federal.

& # 8212 Los miembros del Congreso pueden quedarse, ya que su salario está escrito en la ley permanente. Sin embargo, los miembros del personal del Congreso también se dividirán en esenciales y no esenciales, y estos últimos serán suspendidos. Muchos empleados de la Casa Blanca también podrían ser enviados a casa.

¿A estos empleados "esenciales" que siguen trabajando se les paga?

Los aproximadamente 1,3 millones de empleados civiles "esenciales" que permanecen en el puesto podrían ver retrasados ​​sus cheques de pago durante el cierre, dependiendo del momento. Sin embargo, deberían recibir un pago retroactivo si el Congreso decide volver a financiar al gobierno.

Mientras tanto, a los 1,4 millones de miembros militares en servicio activo se les pagará sin importar cuánto dure el cierre. Eso se debe a que la Cámara y el Senado aprobaron específicamente un proyecto de ley para garantizar el pago de los militares en servicio activo incluso cuando el gobierno está cerrado. Obama lo convirtió en ley el lunes por la noche.

Entonces, ¿qué partes del gobierno cerraron realmente?

Todo lo demás, básicamente. Es una lista bastante larga, y puede ver en detalle qué actividades planean detener las agencias en estos planes de contingencia publicados por cada agencia. A continuación, se muestran algunos ejemplos seleccionados:

Salud: Los Institutos Nacionales de Salud dejarán de aceptar nuevos pacientes para la investigación clínica y dejarán de responder a las llamadas telefónicas sobre cuestiones médicas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades detendrán su programa de influenza estacional y tendrán una "capacidad significativamente reducida para responder a las investigaciones de brotes".

Vivienda: El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano no podrá proporcionar a las autoridades de vivienda locales dinero adicional para vales de vivienda. Las 3.300 autoridades de vivienda pública del país también dejarán de recibir pagos, aunque la mayoría de estas agencias tienen suficiente dinero en efectivo disponible para brindar asistencia para el alquiler hasta fines de octubre.

Inmigración: El Departamento de Seguridad Nacional ya no operará su programa E-Verify, lo que significa que las empresas no podrán verificar el estado migratorio legal de los posibles empleados durante el cierre.

Aplicación de la ley: aunque agencias como el FBI y la Agencia de Control de Drogas continuarán sus operaciones, el Departamento de Justicia suspenderá muchos casos civiles mientras el gobierno esté cerrado.

Parques y museos: El Servicio de Parques Nacionales cerrará más de 400 parques y museos nacionales, incluido el Parque Nacional Yosemite en California, Alcatraz en San Francisco y la Estatua de la Libertad en Nueva York. La última vez que esto sucedió durante el cierre de 1995-96, unos 7 millones de visitantes fueron rechazados. (Una gran excepción fue el borde sur del Gran Cañón, que permaneció abierto solo porque Arizona acordó pagar la cuenta).

Agencias reguladoras: La Agencia de Protección Ambiental cerrará casi por completo durante un cierre, excepto para las operaciones alrededor de los sitios Superfund. Muchas de las oficinas reguladoras del Departamento de Trabajo cerrarán, incluida la División de Horas y Salarios y la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional. (Sin embargo, la Administración de Salud y Seguridad Minera permanecerá abierta).

Reguladores financieros. La Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos, que supervisa el vasto mercado de derivados de EE. UU., Cerrará en gran medida. Sin embargo, algunos reguladores financieros, como la Comisión de Bolsa y Valores, permanecerán abiertos.

(Pequeñas partes del) Seguro Social: La Administración del Seguro Social retendrá suficiente personal para asegurarse de que los cheques sigan saliendo. Pero la agencia no tendrá suficientes empleados para hacer cosas como ayudar a los beneficiarios a reemplazar sus tarjetas de beneficios o programar nuevas audiencias para casos de discapacidad.

Visas y pasaportes: el Departamento de Estado dice que mantendrá abiertas la mayoría de las agencias de pasaportes y operaciones consulares siempre que tenga los fondos para hacerlo, aunque algunas actividades podrían verse interrumpidas. (Por ejemplo, "si una agencia de pasaportes está ubicada en un edificio gubernamental afectado por un lapso en las asignaciones, la instalación puede quedar sin respaldo").

Durante el cierre anterior en 1995-1996, alrededor de 20.000 a 30.000 solicitudes de visas de extranjeros no se procesaban cada día. Esta vez, el Departamento de Estado planea continuar procesando visas hasta el cierre, ya que esas operaciones se financian en gran medida con las tarifas recaudadas.

Veteranos: algunos beneficios clave continuarán y los hospitales de VA permanecerán abiertos. Pero muchos servicios se verán interrumpidos. La Administración de Beneficios para Veteranos no podrá procesar los beneficios de educación y rehabilitación. La Junta de Apelaciones de Veteranos no podrá realizar audiencias.

Es más, si el cierre dura más de dos o tres semanas, el Departamento de Asuntos de Veteranos ha dicho que es posible que no tenga suficiente dinero para pagar las reclamaciones por discapacidad y los pagos de pensión. Eso podría afectar a unos 3,6 millones de veteranos.

Mujeres, bebés y niños: el Departamento de Agricultura cortará el apoyo al programa Mujeres, bebés y niños, que ayuda a las mujeres embarazadas y las nuevas mamás a comprar alimentos saludables y brinda información nutricional y referencias de atención médica. El programa llega a unos 9 millones de estadounidenses. El USDA estima que la mayoría de los estados tienen fondos para continuar con sus programas durante "una semana más o menos", pero "es probable que no puedan mantener las operaciones durante un período más largo"; los fondos de emergencia pueden agotarse al final de octubre.

El representante Rush Holt (D-N.J.) Tiene una lista de otros posibles efectos de un cierre. Los fondos para ayudar a los estados a administrar los beneficios de desempleo podrían verse interrumpidos, el procesamiento de reembolsos de impuestos del IRS para ciertas declaraciones se suspendería, los préstamos agrícolas y los pagos se detendrían, y la aprobación de las garantías de préstamos comerciales y los préstamos directos por parte de la Administración de Pequeñas Empresas probablemente cesaría.

¿Se vería afectada la ciudad de Washington D.C.?

Solo si el cierre dura más de unas pocas semanas. En teoría, se supone que el Distrito de Columbia cerrará todos los servicios menos los más esenciales durante un cierre del gobierno. Pero el alcalde Vincent Gray ha dicho que etiquetará todos los servicios de la ciudad como "esenciales" y utilizará un fondo de reserva en efectivo para mantener todo funcionando durante el mayor tiempo posible.

Algunos antecedentes: el Distrito de Columbia es la única ciudad a la que se le prohibió gastar fondos durante un cierre del gobierno federal, salvo por algunos servicios selectos. Durante el cierre de 1995-1996, la ciudad solo pudo mantener en servicio a la policía, los bomberos y las unidades de emergencias médicas. La recolección de basura y el barrido de calles se detuvieron hasta que finalmente intervino el Congreso.

Esta vez, sin embargo, el Distrito está adoptando una postura más desafiante. Gray ha dicho recientemente que declarará "esenciales" todos los servicios de la ciudad y los mantendrá en funcionamiento. Y la ciudad tiene $ 144 millones en fondos para llevar a cabo servicios como recolección de basura y barrido de calles durante dos semanas. Sin embargo, si el cierre se prolonga más tiempo, no está claro qué sucederá & # 8230

¿Cuántos empleados federales se verían afectados por un cierre del gobierno?

El gobierno estima que aproximadamente 800.000 trabajadores federales serán enviados a casa si el gobierno cierra.

Eso deja alrededor de 1.3 millones de trabajadores federales "esenciales", 1.4 millones de miembros militares en servicio activo, 500,000 trabajadores del Servicio Postal y otros empleados en agencias financiadas de manera independiente que continuarán trabajando.

¿Puede darme un desglose de los impactos agencia por agencia?

Si. Hemos estado compilando una lista detallada aquí en el Post, pero aquí hay una breve descripción general, que muestra cuántos empleados están suspendidos y ejemplos de quiénes se quedan y quiénes se van:

Departamento de Comercio: el 87 por ciento de los 46.420 empleados de la agencia serían enviados a casa. (El Servicio Meteorológico seguiría funcionando, por ejemplo, pero la Oficina del Censo cerraría).

Departamento de Defensa: el 50 por ciento de los 800.000 empleados civiles serían enviados a casa, mientras que los 1,4 millones de miembros militares en servicio activo se quedarían. (Los ingenieros ambientales, por ejemplo, recibirían una licencia y la agencia no podría firmar ningún nuevo contrato de defensa).

Departamento de Energía: gracias a la financiación plurianual, partes de la agencia pueden funcionar durante "un corto período de tiempo" después del 30 de septiembre. Pero eventualmente el 69 por ciento de los 13,814 empleados de la agencia serán enviados a casa. (Los que están a cargo de los materiales nucleares y las redes eléctricas se quedan. Los que realizan investigaciones sobre energía se van a casa).

Agencia de Protección Ambiental: el 94 por ciento de los 16,205 empleados serán enviados a casa. (Aquellos que protegen los sitios Superfund tóxicos se quedan. Los reguladores de la contaminación y los pesticidas son enviados a casa).

Reserva Federal: Todos se quedarían, ya que el banco central tiene una fuente de financiación independiente.

Departamento de Salud y Servicios Humanos: el 52 por ciento de 78,198 empleados serían enviados a casa. (Aquellos que dirigen la Línea de Vida para la Prevención del Suicidio se quedarían, los que están a cargo de investigar el fraude a Medicare se irían a casa).

Department of Homeland Security: 14 percent of the 231,117 employees would go home. (Border Patrol would stay. Operations of E-Verify would cease. The department will also suspend disaster-preparedness grants to states and localities.)

Department of Housing and Urban Development: 95 percent of the 8,709 employees would go home. (Those in charge of guaranteeing mortgages at Ginnie Mae would stay, as would those in charge of homelessness programs. Almost everything else would come to a halt.)

Department of Interior: 81 percent of the 72,562 employees would be sent home. (Wildlife law enforcement officers would stay, while the national parks would close.)

Department of Justice: 15 percent of the 114,486 employees would go home. (FBI agents, drug enforcement agents, and federal prison employees would stay. The department would continue running background checks for gun sales. Some attorneys would go home.)

Department of Labor: 82 percent of the 16,304 employees would be sent home. (Mine-safety inspectors will stay. Wage and occupational safety regulators will go home. Employees compiling economic data for the Bureau of Labor Statistics will also get furloughed.)

NASA: 97 percent of the 18,134 employees would be sent home. (Scientists working on the International Space Station will stay. Many engineers will go home.)

U.S. Postal Service: Everyone would stay, since the Postal Service is self-funded.

Social Security Administration: 29 percent of the 62,343 employees would be sent home. (Claims representatives would stay actuaries would go home.)

Supreme Court and federal courts. Federal courts, will continue to operate for approximately two weeks with reserve funds. After that, only essential employees would continue to work, as determined by the chief judge, with the rest furloughed. (The Supreme Court will continue to operate when it opens Oct. 7, as it did in previous shutdowns.)

Department of Treasury: 80 percent of the 112,461 employees will be sent home. (Those sending out Social Security checks would stay IRS employees overseeing audits would go home.)

Department of Transportation: 33 percent of the 55,468 employees will get sent home. (Air-traffic controllers will stay on most airport inspections will cease.)

Department of Veterans Affairs: 4 percent of the 332,025 employees would go home. (Hospital workers will stay some workers in charge of processing benefits will go home.)

A much, much more detailed list can be found in the agency contingency plans online.

Do “non-essential employees†who get sent home ever get paid?

That’s unclear, as my colleague Lisa Rein has reported. On the first day of the shutdown, these employees do have to come to their offices to secure their files, set up auto-reply messages, and make preparations necessary to halt their programs.

The last time this happened, Congress later agreed to pay these employees retroactively when the government reopened. But that’s completely up to Congress.

Is the government even prepared for a shutdown?

Maybe? As mentioned before, the Office of Management and Budget has asked federal agencies to develop contingency plans for a shutdown. But chaos is always possible. Back during the 1995 shutdown, the Social Security Administration initially sent home far too many workers and had to recall 50,000 of them after three days in order to carry out its legal duties.

Which parts of the economy would be most affected by a shutdown?

— The local economy around Washington, D.C. is expected to lose some $200 million in economic activity for each day that the government is shut down.

— Economist Mark Zandi has estimated that a short government shutdown, which would send more than 800,000 federal workers home, could shave about 0.3 percentage points off economic growth in the fourth quarter of 2013 (though the economy would likely bounce back in the following quarter). A more extended shutdown could do even more damage.

— Alternatively, we can look at what happened back in 1995 and 1996, the last two times the federal government actually shut down for a few weeks. In a research note earlier this month, Chris Krueger of Guggenheim Partners passed along some thoughts about the possible economic impacts of a shutdown in a few areas:

Tourism: U.S. tourist industries and airlines reportedly sustained millions of dollars in losses during the 1995 and 1996 shutdowns, in part because so many parks and museums were shutting down, turning away 7 million visitors in all.

Federal contractors: Of the $18 billion in federal contracts in the D.C. area back in 1995-’96, about one-fifth, or $3.7 billion, were put on hold during that era’s shutdown. Employees of contractors were reportedly furloughed without pay.

The effects would be considerably larger today, given that the number of private contractors has swelled over the past two decades. In Fairfax County, Virginia, alone there are currently 4,100 contractors that bring in about $26 billion per year. It’s still unclear exactly how many of those contracts would be affected.

Energy: The Department of Interior would temporarily stop reviewing permits for onshore oil and gas drilling as well as applications for renewable energy projects on public land. (The Department of Energy can keep processing applications for liquefied natural gas exports for the time being, though it’s not clear how long that funding will last.)

Pharma and biotech: This one’s harder to game out. The Food and Drug Administration didn’t have to shut down in 1995 and 1996 because it was already funded. This time around, however, the FDA won’t be spared, and the review process for new drugs is likely to get bogged down. The shutdown could also put a cramp on the grant process from the National Institutes of Health. “If prolonged,†Krueger writes, “that could negatively impact life sciences/diagnostics companies.

Would a government shutdown stop Obamacare from happening?

No. As Sarah Kliff has explained, the key parts of Obamacare rely on mandatory spending that isn’t affected by a shutdown. “That includes the new online marketplaces, known as exchanges, where uninsured people will be able to shop for coverage. The Medicaid expansion is funded with mandatory funding, as are the billions in federal tax credits to help with purchasing coverage.â€

That means uninsured Americans will be able to start shopping for plans when the exchanges launch Oct. 1, although there are likely to be some glitches.

How do you end a government shutdown?

Congress needs to pass a bill (or bills) to fund the government, and the White House has to sign them. They can do this at any time. Or they can sit at home and keep the government closed. Nothing requires them to do anything. It depends what sort of political pressure they’re facing.

How often has the government shut down before?

Technically, 17 times. But a serious, prolonged shutdown? That’s only happened once before.

Since 1976, there have been 17 times when Congress has allowed government funding to lapse. Back in the 1970s, this happened on six occasions, although those lapses didn’t lead to actual, physical shutdowns — government carried on as usual.

Then, in the early 1980s, then-Attorney General Benjamin Civiletti argued that the Anti-Deficiency Act actually required government agencies to close down if their funding expired. Since then, a failure to fund the government has meant an actual, tangible shutdown. Most of the shutdowns in the 1980s were brief affairs.

By far the most significant shutdown to date came in 1995-’96 and lasted 21 days, as Bill Clinton wrangled with congressional Republicans over budget matters.

Is a government shutdown the same thing as breaching the debt ceiling?

Nope! Different type of crisis. In a government shutdown, the federal government is not allowed to make any new spending commitments (save for all the exceptions noted above).

By contrast, if we hit the debt-ceiling then the Treasury Department won’t be able to borrow money to pay for spending that Congress has already approved. In that case, either Congress will have to lift the debt ceiling or the federal government will have to default on some of its bills, possibly including payments to bondholders or Social Security payouts. That could trigger big disruptions in the financial markets — or a long-term rise in borrowing costs.

The Bipartisan Policy Center estimates that we’re on pace to breach the debt ceiling sometime between Oct. 18 and Nov. 5. So if a government shutdown isn’t thrilling enough for you, good news: There’s another fiscal crisis just around the corner.

Brad PlumerBrad Plumer covers energy and environmental issues, which ends up including just about everything from climate change to agriculture to urban policy and transportation. Follow him on Twitter at @bradplumer.


TSA Confirms 'Sick Out' Affecting Airports: What to Know Before You Travel During the Shutdown

The government shutdown is having a major impact on the country’s airports. Here’s everything you need to know before you travel.

As the longest shutdown in U.S. history continues, more agencies are feeling its impact. While airlines are privately owned and can continue to operate, an estimated 51,000 TSA agents are among the 800,000 government employees who are expected to show up to work without receiving a paycheck.

Earlier this month, CNN reported that hundreds of agents were calling in sick at airports across America in the wake of the shutdown, something the TSA initially denied. Department of Homeland Security spokesman Tyler Q. Houlton tweeted, “Security operations at airports have not been impacted by a non-existent sick out. CNN has the cell numbers of multiple @TSA public affairs professionals, but rather than validate statistics, they grossly misrepresented them.”

On Tuesday, however, the TSA said in a statement that they are experiencing more than double the normal number of call outs (a national rate of 6.8 percent unscheduled absences, compared to 2.5 percent at this time last year).

Both Miami and Houston International Airports have shut down some TSA checkpoints — with Houston closing an entire terminal — to try and get ahead of potential issues posed by the shutdown, USA Today has reported.

The escalating issues have left many travelers concerned.

According to a poll conducted by airfarewatchdog.com, 62 percent of flyers said they were concerned about their safety during the shutdown, while 47 percent responded that they believe airlines should be required to pay for private security during the pause in government funding.

However, the TSA maintains that flying is as safe as ever.

“Security standards will NOT and have NOT been compromised,” Bilello wrote on Twitter on Jan. 11. “TSA has and will continue to maintain security standards at our nation’s airports. #NotOnOurWatch.”

Even if passengers are weary of flying during the shutdown, they can’t always change their travel plans. If you’re planning on flying during the shutdown, here’s what you should know.

Get to the Airport Earlier Than Usual

While delays vary based on airport, Shannon McMahon, travel expert and editor for SmarterTravel.com tells PEOPLE that travelers should get to the airport around an hour earlier than they nearly would. (TSA recommends two hours for domestic travel and three hours for international travel). “Larger airports have been the first to see long wait times or close terminals as TSA workers stay home,” McMahon says.

Potential wait times depend on the day of the week you’re flying, and weekends and holidays (and holiday weekends, like the one coming up) are busier than flying in the middle of the week.

Regardless of when you’re traveling, “leave extra time to get through security,” McMahon says.

Expedite Your Security Experience

While lines may be long, travelers can sometimes help make their security as streamlined as possible. McMahon recommends making sure you’re following the TSA’s 3-1-1 liquids rule when packing — keeping fluids under 3.4 ounces and in a zip-top quart size bag so passengers can “speed through the line without being stopped.” While in line, McMahon also recommends having easy access to your laptop and other large electronic devices so you can remove them from your carry-on without difficulty and won’t require extra screening.

Don&rsquot Always Trust the Published Wait Times Online

Some airports do post their wait times online. (New York’s LaGuardia is one). Passengers can also share their wait time on the MyTSA app, and view a chart of the average wait times at a specific airport, says McMahon. But, she councils, you shouldn’t rely on them completely. “It’s not a 100 percent guarantee, so it’s better to leave some extra time in case delays suddenly increase,” she says.

Consider that TSA Pre-Check May Not Be Open

If you have TSA pre-check, you might not be able to head to your typical expedited screening lane during the shutdown if there’s a decrease in staff at your airport. “TSA Pre-Check users want to consider whether or not a Pre-Check lane will be available while there are staff shortages,” McMahon says. “It’s a good idea to leave extra time like everyone else.”

Stay Aware and Try to Be Patient

Although TSA ensures that security has not been compromised by the lapse in funding, McMahon says it’s important for travelers to “stay alert at the airport as security workers are busier than usual.”

McMahon reminds travelers to be patient with TSA agents as they’re working without pay to keep everyone safe.


Everything You Need To Know About A Government Shutdown

Relacionado

Update, Sept. 27, 2013: The Justice Department released an updated version of its contingency plan. The infographic has been updated accordingly.

Even if lawmakers fail to head off a government shutdown by 11:59 p.m. this coming Monday, much of the government will continue to function as normal: the mail will still arrive, troops will remain at their posts, and the fathead minnows that the EPA is raising will not be loosed upon the world.

Both federal law and subsequent legal opinions carve out ample exceptions to the across-the-board furloughs that occur when budget authority expires, such as the protection of life and property. Last week, the Obama administration requested that federal agencies update their list of employees and programs that they consider exempt from shutdown orders in advance of a potential lapse.

Those plans are still in the works, according to a statement from Office of Management and Budget spokesperson Emily Cain. But we do have 2011 versions of the shutdown contingency plans, which the administration requested last time Congress was playing shutdown brinkmanship. One can safely assume that most agency priorities have not significantly changed: in many cases the spending bill that is set to expire Monday is the same one that nearly expired two years ago.

The EPA stated in 2011 that it plans to retain personnel to “protect the physical integrity of the test organisms,” like the fathead minnow, which it uses in toxicity studies. The Department of the Interior will continue to operate the Hoover Dam, though national parks will close. The IRS will keep up its undercover operations, and the Commerce Department will continue to predict the weather.

Even if a shutdown is averted, the contingency plans offer an intimate and often surprising picture of what the agencies actually do—like the fact that the Commerce Department is in the meteorology business, or that the Pentagon has something called “bachelor officer quarters” (emergency repairs for which will proceed unmolested in the event of a shutdown).

The following feature lists which programs and functions will close or remain open in seven major agencies, based on the 2011 contingency plans. It is far from a comprehensive list, as some agencies were much more diligent than others in following instructions on how to write their reports. Some were quite detailed about what would not remain open—often with more than a touch of bitterness—while others only specified what would stay open and left the rest to the imagination.


Public Comments Were Also Sidelined During Government Shutdown

Federal employees filed back to work Monday at Environmental Protection Agency headquarters in Washington as the shutdown ended. The EPA is still working to address missed public-comment deadlines.

Heidi Vogt

WASHINGTON—The federal government has one more hangover to deal with from the partial shutdown: what to do about all those deadlines that passed for public comment on proposed regulations.

Public comment periods for 143 proposed regulations ended during the shutdown, according to a search of the government’s regulation website. Others are scheduled to close soon.

For much of the shutdown, it was still possible to submit comments, but the website messages didn’t say that was an option.

“People just automatically assumed that the government was shut down, that they couldn’t do anything,” said Sage Carson, who works for an advocacy group that has been tracking federal regulations related to sexual assault cases on college campuses.

These comment periods, usually from 30 to 60 days, provide a forum for companies, advocacy groups and individuals to raise potential issues with planned regulations.


Answers to your questions about the government shutdown

WASHINGTON — The government shutdown has created a lot of uncertainty as the workweek begins. Here are the answers to some of your questions:

How long will the shutdown last? How close is Congress to reaching a deal?

The shutdown will last until Congress can reach a deal to fund government operations. The next vote is scheduled for 12 p.m. Monday. Negotiations went late into Sunday night but a deal has yet to be reached.

How do federal employees know if they have to report to work?

Federal employees should have already been told whether to report to work on Monday. Government employees fall into three categories on Monday: those who will go to work as usual those who have been furloughed and those who will show up for up to four hours to prepare for the shutdown — providing necessary notices and contact information, securing their files, completing time and attendance records and any other activities to preserve their work.

What do government contractors need to know? Will they get paid for time off during a shutdown?

It depends. If the contract or grant still has funds that have not expired yet, the work may continue as if nothing has changed. If the federal personnel the contractor works with is locked out, the contractor could be as well.

What are federal employees allowed to do while on furlough? Can they still check emails?

Following a government shutdown, furloughed employees cannot use government-issued technology. Checking work laptops, phones and email is prohibited.

Will federal employees be paid?

Excepted employees (those who will continue working regardless of the shutdown) will automatically be paid after the shutdown ends. There are two bills in Congress to pay the people that are furloughed after they do return to work.

Will Congress be paid during the shutdown?

Yes, lawmakers are paid during a shutdown. Ten Democratic senators introduced a bill to withhold pay for members of Congress during the shutdown. Several members of Congress also asked for their individual salaries to be withheld.

What’s open and closed during a shutdown?

Monuments and memorials will remain accessible to anyone who wants to walk around, however National Park Service staff meant to serve visitors will not be there. The U.S. Postal Service’s work will remain uninterrupted. The Library of Congress is closed until further notice. The Smithsonian and the National Zoo will remain open on Monday and will provide updates on what happens afterward.

How is D.C. impacted by a shutdown?

District services will continue unabated during a shutdown, D.C. Mayor Muriel Bowser said last week. There will be no impact to city trash collection, traffic monitoring, first responders or public safety activities. D.C. courts remain open and cases may be filed. However, be warned lovebirds: The marriage bureau is closed as is the child care center.

What about the military? Is it impacted?

Military operations will continue. Troops will continue reporting to work but won’t be paid until Congress approves funding.

What about federal courts?

The federal Judiciary will remain open and can continue operations for about three weeks. Most proceedings and deadlines will occur as scheduled but in cases where an attorney from an executive branch agency is not working, dates may be rescheduled.

Stay with WTOP for the latest developments on the government shutdown.