Nuevas recetas

Panda Express lleva pollo naranja a todo el país en un camión de comida

Panda Express lleva pollo naranja a todo el país en un camión de comida

Si te encanta el pollo a la naranja, es posible que desees hacer una visita para comerlo gratis

El camión de pollo naranja recorrerá el país.

Restaurantes como Wingstop y Jardín de olivos se han metido en el negocio de los camiones de comida, y ahora, Panda Express es demasiado.

A partir del 22 de agosto, Panda Express Golpear la carretera en todo el país, comenzando en el evento de camiones de comida Chinatown Summer Nights en Los Ángeles.

El camión ofrecerá a los clientes muestras gratuitas de su característico pollo a la naranja, junto con arroz blanco y latas de Pepsi.

Junto al camión habrá un Orange Chicken Lounge donde los huéspedes podrán pasar el rato y, por supuesto, comer pollo a la naranja. El salón contará con un juego de preguntas y respuestas y un desafío de palillos de pollo a la naranja. También habrá un desafío de chef de pollo naranja, durante el cual cuatro o cinco chefs crearán platos utilizando el plato.

No se sabe dónde se dirigirá el camión de pollo naranja después de Los Ángeles, pero esperamos que se detenga en la ciudad de Nueva York, porque las únicas ubicaciones de Panda Express están en Queens.


Pollo a la naranja en la casa

VAMOS a jugar a la asociación de palabras. Diré una palabra y tú dirás lo primero que se te ocurra.

Bien, algunos de ustedes dijeron "oso", pero me atrevería a decir que la mayoría del resto dijo "Pollo naranja", especialmente dadas las pistas visuales en esta página.

La verdad es que Panda Express Orange Chicken es una especie de fenómeno de la cultura pop. En 900 restaurantes Panda en 36 estados, esas pequeñas pepitas glaseadas son el vendedor número uno, y representan el 38 por ciento de las ventas, aunque los comensales suelen tener otras 19 opciones de menú.

"Tenemos gente golpeando la puerta después de que cerramos, diciendo: '¿Podemos comer un poco de pollo a la naranja?' "dice Randal Abrams, líder de entrenamiento de Panda en Hawái. "Incluso durante un apagón, tenemos personas que dicen: '¿Solo tienes pollo a la naranja?' "

El año pasado, dice Abrams, la cadena vendió 39 millones de libras de ese pollo.

La receta del pollo Panda se encuentra entre las principales solicitudes de los lectores de esta columna. Sin embargo, no te hagas ilusiones, no las tengo. Panda no lo lanzará, ni renunciará a su segundo vendedor, Beef Broccoli, y nadie dice que tenga que hacerlo, así que todos pueden dejar de preguntar.

Entonces, ¿por qué sacar esto a colación? Bueno, tengo algunas pistas que ofrecer (sigue leyendo). Además, Panda celebrará 20 años en Hawái la próxima semana con una fiesta en su ubicación más nueva, en el centro comercial Moanalua. Se espera del gobernador, junto con el fundador de la empresa, Andrew Cherng, y otros peces gordos de Panda.

20 ANIVERSARIO

El primer Panda de Hawái, después de todo, obtiene los ingresos más altos de cualquier Panda en cualquier lugar: eso es $ 4 millones al año en el patio de comidas del Ala Moana Center, dice Abrams.

Moanalua está en camino hacia la posición número 2 a nivel nacional, agrega, y representa la visión de Panda para el futuro. Es independiente, en lugar de estar escondido en un patio de comidas o en un centro comercial, ubicado en esa importante masa de tierra comercial alrededor de Pearl Harbor Navy Exchange. Además, tiene una "cocina a la vista" abierta, a la Roy Yamaguchi, y un drive-aunque, a la McDonald's.

"Es el primer restaurante chino de autoservicio en el país", dice Abrams.

El imperio Panda comenzó hace más de 30 años como un restaurante de servicio completo, el Panda Inn en Pasadena, California. El primer Panda Express abrió en las cercanías de Glendale en 1983.

Los restaurantes de Panda en Hawaii ahora son el número 12, pero los planes son abrir cinco más este año y eventualmente expandirse a 40, dice Lustig. A nivel nacional, el plan es agregar 150 restaurantes por año, con una visión de 10,000, "durante el tiempo que sea necesario".

Darren Tristano, vicepresidente ejecutivo de Technomic, dice que las nuevas tiendas Panda reflejan el interés de los clientes en una experiencia gastronómica superior a la comida rápida, con comedores más agradables y más variedad, pero aún así rápida y conveniente.

Chuck Gee, decano emérito de la escuela de Administración de la Industria de Viajes de la Universidad de Hawái, ayudó a reclutar cocineros para Panda y conoce bien la operación local. "A la gente le gustan las cosas con precios populares ('popular' es un eufemismo para 'barato') y les gusta rápido y no complicado. Panda satisface los tres".

Gee dice que Panda también ha tenido éxito en el desarrollo de recetas que pueden ser elaboradas rápidamente por cocineros sin formación en chino clásico, con sabores que atraen tanto a los clientes que entienden la comida china como a los que necesitan un enfoque más occidentalizado.

LO QUE TRAE la discusión de regreso a Orange Chicken. La versión de Panda se inspiró en Hawái, en la época en que se abrió la tienda Ala Moana. Se basaba en platos de pollo frito al estilo local (piense en mochiko o pollo al ajo), tanto como en el plato tradicional chino. La idea fue llevada a los chefs de la cadena en California para su desarrollo.

Al principio, dice Lustig, era una "especie de alitas de pollo, pero se dieron cuenta de que era un poco difícil para los clientes comer".

El plato tiene sus raíces en un plato tradicional chino, Chen Pi Gi, que aparece en la cocina de Hunan, Szechuan y Cantonesa. Gee dice que la versión tradicional está hecha con cáscara de naranja seca, lo que le da un sabor mucho más asertivo y fresco. El pollo normalmente se pica con los huesos restantes.

La versión de Panda es típica de cómo se ha americanizado el plato, todavía picante, pero más dulce.

Esto es lo que puedo decirles sobre la fórmula de Panda: los trozos de pollo deshuesados ​​se empanan, se fríen, se congelan y se envían aquí desde cocinas corporativas en California. Las pepitas se vuelven a freír en los restaurantes locales y la salsa se hace fresca a partir de una mezcla base de azúcar, vinagre, salsa de soja y extracto de naranja. El vino de cocción, el aceite de sésamo, los chiles, el ajo picado y el jengibre se cuecen en un wok caliente, luego entra la mezcla de soja y luego los trozos de pollo frito.

Todo lo que pueden tener los químicos de la cocina, avíseme si se acerca.

Orange Chicken llegó a ser el elemento principal del menú de la cadena sin el beneficio de ninguna campaña nacional, pero Gee tiene su teoría. Visitó muchos Pandas mientras ayudaba a la cadena a reclutar y notó que los empleados se apresuraron a ofrecer muestras gratuitas de Orange Chicken.

"Si hubiera un momento de inactividad, habría una chica entregándote un palillo con un trozo de pollo. Pensé que si hacía cola el tiempo suficiente, tendría suficiente pollo para no tener que comprar nada".


Pollo a la naranja en la casa

VAMOS a jugar a la asociación de palabras. Yo diré una palabra y tú dirás lo primero que se te ocurra.

De acuerdo, algunos de ustedes dijeron "oso", pero me atrevería a decir que la mayoría del resto dijo "Pollo naranja", especialmente dadas las pistas visuales en esta página.

La verdad es que Panda Express Orange Chicken es una especie de fenómeno de la cultura pop. En 900 restaurantes Panda en 36 estados, esas pequeñas pepitas glaseadas son el vendedor número uno, y representan el 38 por ciento de las ventas, aunque los comensales suelen tener otras 19 opciones de menú.

"Tenemos gente golpeando la puerta después de que cerramos, diciendo: '¿Podemos comer un poco de pollo a la naranja?' "dice Randal Abrams, líder de entrenamiento de Panda en Hawái. "Incluso durante un apagón, tenemos personas que dicen: '¿Solo tienes pollo a la naranja?' "

El año pasado, dice Abrams, la cadena vendió 39 millones de libras de ese pollo.

La receta del pollo Panda se encuentra entre las principales solicitudes de los lectores de esta columna. Sin embargo, no te hagas ilusiones, no las tengo. Panda no lo lanzará, ni renunciará a su segundo vendedor, Beef Broccoli, y nadie dice que tenga que hacerlo, así que todos pueden dejar de preguntar.

Entonces, ¿por qué sacar esto a colación? Bueno, tengo algunas pistas que ofrecer (sigue leyendo). Además, Panda celebrará 20 años en Hawái la próxima semana con una fiesta en su ubicación más nueva, en el centro comercial Moanalua. Se espera del gobernador, junto con el fundador de la empresa, Andrew Cherng, y otros peces gordos de Panda.

20 ANIVERSARIO

El primer Panda de Hawái, después de todo, obtiene los ingresos más altos de cualquier Panda en cualquier lugar: eso es $ 4 millones al año en el patio de comidas del Ala Moana Center, dice Abrams.

Moanalua está en camino hacia la posición número 2 a nivel nacional, agrega, y representa la visión de Panda para el futuro. Es independiente, en lugar de estar escondido en un patio de comidas o en un centro comercial, ubicado en esa importante masa de tierra comercial alrededor de Pearl Harbor Navy Exchange. Además, tiene una "cocina a la vista" abierta, a la Roy Yamaguchi, y un drive-aunque, a la McDonald's.

"Es el primer restaurante chino de autoservicio en el país", dice Abrams.

El imperio Panda comenzó hace más de 30 años como un restaurante de servicio completo, el Panda Inn en Pasadena, California. El primer Panda Express abrió en las cercanías de Glendale en 1983.

Los restaurantes de Panda en Hawaii ahora son el número 12, pero los planes son abrir cinco más este año y eventualmente expandirse a 40, dice Lustig. A nivel nacional, el plan es agregar 150 restaurantes por año, con una visión de 10,000, "durante el tiempo que sea necesario".

Darren Tristano, vicepresidente ejecutivo de Technomic, dice que las nuevas tiendas Panda reflejan el interés de los clientes en una experiencia gastronómica superior a la comida rápida, con comedores más agradables y más variedad, pero aún así rápida y conveniente.

Chuck Gee, decano emérito de la escuela de Administración de la Industria de Viajes de la Universidad de Hawái, ayudó a reclutar cocineros para Panda y conoce bien la operación local. "A la gente le gustan las cosas con precios populares ('popular' es un eufemismo para 'barato') y les gusta rápido y no complicado. Panda satisface los tres".

Gee dice que Panda también ha tenido éxito en el desarrollo de recetas que pueden ser elaboradas rápidamente por cocineros sin formación en chino clásico, con sabores que atraen tanto a los clientes que entienden la comida china como a los que necesitan un enfoque más occidentalizado.

LO QUE TRAE la discusión de regreso al Pollo a la Naranja. La versión de Panda se inspiró en Hawái, en la época en que se abrió la tienda Ala Moana. Se basaba en platos de pollo frito al estilo local (piense en mochiko o pollo al ajo), tanto como en el plato tradicional chino. La idea fue llevada a los chefs de la cadena en California para su desarrollo.

Al principio, dice Lustig, era una "especie de alitas de pollo, pero se dieron cuenta de que era un poco difícil para los clientes comer".

El plato tiene sus raíces en un plato tradicional chino, Chen Pi Gi, que aparece en la cocina de Hunan, Szechuan y Cantonesa. Gee dice que la versión tradicional está hecha con cáscara de naranja seca, lo que le da un sabor mucho más asertivo y fresco. El pollo normalmente se pica con los huesos restantes.

La versión de Panda es típica de cómo se ha americanizado el plato, todavía picante, pero más dulce.

Esto es lo que puedo decirles sobre la fórmula de Panda: los trozos de pollo deshuesados ​​se empanan, se fríen, se congelan y se envían aquí desde cocinas corporativas en California. Las pepitas se vuelven a freír en los restaurantes locales y la salsa se hace fresca a partir de una mezcla base de azúcar, vinagre, salsa de soja y extracto de naranja. El vino de cocción, el aceite de sésamo, los chiles y el ajo picado y el jengibre se cuecen en un wok caliente, luego entra la mezcla de soja y luego los trozos de pollo frito.

Todo lo que pueden tener los químicos de cocina, avíseme si se acerca.

Orange Chicken llegó a ser el elemento principal del menú de la cadena sin el beneficio de ninguna campaña nacional, pero Gee tiene su teoría. Visitó muchos Pandas mientras ayudaba a la cadena a reclutar y notó que los empleados se apresuraron a ofrecer muestras gratuitas de Orange Chicken.

"Si hubiera un momento de inactividad, habría una chica entregándote un palillo con un trozo de pollo. Pensé que si hacía cola el tiempo suficiente, tendría suficiente pollo para no tener que comprar nada".


Pollo a la naranja en la casa

VAMOS a jugar a la asociación de palabras. Yo diré una palabra y tú dirás lo primero que se te ocurra.

De acuerdo, algunos de ustedes dijeron "oso", pero me atrevería a decir que la mayoría del resto dijo "Pollo naranja", especialmente dadas las pistas visuales en esta página.

La verdad es que Panda Express Orange Chicken es una especie de fenómeno de la cultura pop. En 900 restaurantes Panda en 36 estados, esas pequeñas pepitas glaseadas son el vendedor número uno, y representan el 38 por ciento de las ventas, aunque los comensales suelen tener otras 19 opciones de menú.

"Tenemos gente golpeando la puerta después de que cerramos, diciendo: '¿Podemos comer un poco de pollo a la naranja?' "dice Randal Abrams, líder de entrenamiento de Panda en Hawái. "Incluso durante un apagón, tenemos personas que dicen: '¿Solo tienes pollo a la naranja?' "

El año pasado, dice Abrams, la cadena vendió 39 millones de libras de ese pollo.

La receta del pollo Panda se encuentra entre las principales solicitudes de los lectores de esta columna. Sin embargo, no te hagas ilusiones, no las tengo. Panda no lo lanzará, ni renunciará a su segundo vendedor, Beef Broccoli, y nadie dice que tenga que hacerlo, así que todos pueden dejar de preguntar.

Entonces, ¿por qué sacar esto a colación? Bueno, tengo algunas pistas que ofrecer (sigue leyendo). Además, Panda celebrará 20 años en Hawái la próxima semana con una fiesta en su ubicación más nueva, en el centro comercial Moanalua. Se espera del gobernador, junto con el fundador de la empresa, Andrew Cherng, y otros peces gordos de Panda.

20º ANIVERSARIO

El primer Panda de Hawái, después de todo, obtiene los ingresos más altos de cualquier Panda en cualquier lugar: eso es $ 4 millones al año en el patio de comidas del Ala Moana Center, dice Abrams.

Moanalua está en camino hacia la posición número 2 a nivel nacional, agrega, y representa la visión de Panda para el futuro. Es independiente, en lugar de estar escondido en un patio de comidas o en un centro comercial, ubicado en esa importante masa de tierra comercial alrededor de Pearl Harbor Navy Exchange. Además, tiene una "cocina a la vista" abierta, a la Roy Yamaguchi, y un drive-aunque, a la McDonald's.

"Es el primer restaurante chino de autoservicio en el país", dice Abrams.

El imperio Panda comenzó hace más de 30 años como un restaurante de servicio completo, el Panda Inn en Pasadena, California. El primer Panda Express abrió en las cercanías de Glendale en 1983.

Los restaurantes de Panda en Hawaii ahora son el número 12, pero los planes son abrir cinco más este año y eventualmente expandirse a 40, dice Lustig. A nivel nacional, el plan es agregar 150 restaurantes por año, con una visión de 10,000, "durante el tiempo que sea necesario".

Darren Tristano, vicepresidente ejecutivo de Technomic, dice que las nuevas tiendas Panda reflejan el interés de los clientes en una experiencia gastronómica superior a la comida rápida, con comedores más agradables y más variedad, pero aún así rápida y conveniente.

Chuck Gee, decano emérito de la escuela de Administración de la Industria de Viajes de la Universidad de Hawái, ayudó a reclutar cocineros para Panda y conoce bien la operación local. "A la gente le gustan las cosas con precios populares ('popular' es un eufemismo para 'barato') y les gusta rápido y no complicado. Panda satisface los tres".

Gee dice que Panda también ha tenido éxito en el desarrollo de recetas que pueden ser elaboradas rápidamente por cocineros sin formación en chino clásico, con sabores que atraen tanto a los clientes que entienden la comida china como a los que necesitan un enfoque más occidentalizado.

LO QUE TRAE la discusión de regreso a Orange Chicken. La versión de Panda se inspiró en Hawái, en la época en que se abrió la tienda Ala Moana. Se basaba en platos de pollo frito al estilo local (piense en mochiko o pollo al ajo), tanto como en el plato tradicional chino. La idea fue llevada a los chefs de la cadena en California para su desarrollo.

Al principio, dice Lustig, era una "especie de alitas de pollo, pero se dieron cuenta de que era un poco difícil para los clientes comer".

El plato tiene sus raíces en un plato tradicional chino, Chen Pi Gi, que aparece en la cocina de Hunan, Szechuan y Cantonesa. Gee dice que la versión tradicional está hecha con cáscara de naranja seca, lo que le da un sabor mucho más asertivo y fresco. El pollo normalmente se pica con los huesos restantes.

La versión de Panda es típica de cómo se ha americanizado el plato, todavía picante, pero más dulce.

Esto es lo que puedo decirles sobre la fórmula de Panda: los trozos de pollo deshuesados ​​se empanan, se fríen, se congelan y se envían aquí desde cocinas corporativas en California. Las pepitas se vuelven a freír en los restaurantes locales y la salsa se hace fresca a partir de una mezcla base de azúcar, vinagre, salsa de soja y extracto de naranja. El vino de cocción, el aceite de sésamo, los chiles y el ajo picado y el jengibre se cuecen en un wok caliente, luego entra la mezcla de soja y luego los trozos de pollo frito.

Todo lo que pueden tener los químicos de cocina, avíseme si se acerca.

Orange Chicken llegó a ser el elemento principal del menú de la cadena sin el beneficio de ninguna campaña nacional, pero Gee tiene su teoría. Visitó muchos Pandas mientras ayudaba a la cadena a reclutar y notó que los empleados se apresuraron a ofrecer muestras gratuitas de Orange Chicken.

"Si hubiera un momento de inactividad, habría una chica entregándote un palillo con un trozo de pollo. Pensé que si hacía cola el tiempo suficiente, tendría suficiente pollo para no tener que comprar nada".


Pollo a la naranja en la casa

VAMOS a jugar a la asociación de palabras. Diré una palabra y tú dirás lo primero que se te ocurra.

De acuerdo, algunos de ustedes dijeron "oso", pero me atrevería a decir que la mayoría del resto dijo "Pollo naranja", especialmente dadas las pistas visuales en esta página.

La verdad es que Panda Express Orange Chicken es una especie de fenómeno de la cultura pop. En 900 restaurantes Panda en 36 estados, esas pequeñas pepitas glaseadas son el vendedor número uno, y representan el 38 por ciento de las ventas, aunque los comensales suelen tener otras 19 opciones de menú.

"Tenemos gente golpeando la puerta después de que cerramos, diciendo: '¿Podemos comer un poco de pollo a la naranja?' "dice Randal Abrams, líder de entrenamiento de Panda en Hawái. "Incluso durante un apagón, tenemos personas que dicen: '¿Solo tienes pollo a la naranja?' "

El año pasado, dice Abrams, la cadena vendió 39 millones de libras de ese pollo.

La receta del pollo Panda se encuentra entre las principales solicitudes de los lectores de esta columna. Sin embargo, no te hagas ilusiones, no las tengo. Panda no lo lanzará, ni renunciará a su segundo vendedor, Beef Broccoli, y nadie dice que tenga que hacerlo, así que todos pueden dejar de preguntar.

Entonces, ¿por qué sacar esto a colación? Bueno, tengo algunas pistas que ofrecer (sigue leyendo). Además, Panda celebrará 20 años en Hawái la próxima semana con una fiesta en su ubicación más nueva, en el centro comercial Moanalua. Se espera del gobernador, junto con el fundador de la empresa, Andrew Cherng, y otros peces gordos de Panda.

20º ANIVERSARIO

El primer Panda de Hawái, después de todo, obtiene los ingresos más altos de cualquier Panda en cualquier lugar: eso es $ 4 millones al año en el patio de comidas del Ala Moana Center, dice Abrams.

Moanalua está en camino hacia la posición número 2 a nivel nacional, agrega, y representa la visión de Panda para el futuro. Es independiente, en lugar de estar escondido en un patio de comidas o en un centro comercial, ubicado en esa importante masa de tierra comercial alrededor de Pearl Harbor Navy Exchange. Además, tiene una "cocina a la vista" abierta, a la Roy Yamaguchi, y un drive-aunque, a la McDonald's.

"Es el primer restaurante chino de autoservicio en el país", dice Abrams.

El imperio Panda comenzó hace más de 30 años como un restaurante de servicio completo, el Panda Inn en Pasadena, California. El primer Panda Express abrió en las cercanías de Glendale en 1983.

Los restaurantes de Panda en Hawaii ahora son el número 12, pero los planes son abrir cinco más este año y eventualmente expandirse a 40, dice Lustig. A nivel nacional, el plan es agregar 150 restaurantes por año, con una visión de 10,000, "durante el tiempo que sea necesario".

Darren Tristano, vicepresidente ejecutivo de Technomic, dice que las nuevas tiendas Panda reflejan el interés de los clientes en una experiencia gastronómica superior a la comida rápida, con comedores más agradables y más variedad, pero aún así rápida y conveniente.

Chuck Gee, decano emérito de la escuela de Administración de la Industria de Viajes de la Universidad de Hawái, ayudó a reclutar cocineros para Panda y conoce bien la operación local. "A la gente le gustan las cosas con precios populares ('popular' es un eufemismo para 'barato') y les gusta rápido y no complicado. Panda satisface los tres".

Gee dice que Panda también ha tenido éxito en el desarrollo de recetas que pueden ser elaboradas rápidamente por cocineros sin formación en chino clásico, con sabores que atraen tanto a los clientes que entienden la comida china como a los que necesitan un enfoque más occidentalizado.

LO QUE TRAE la discusión de regreso a Orange Chicken. La versión de Panda se inspiró en Hawái, en la época en que se abrió la tienda Ala Moana. Se basaba en platos de pollo frito al estilo local (piense en mochiko o pollo al ajo), tanto como en el plato tradicional chino. La idea fue llevada a los chefs de la cadena en California para su desarrollo.

Al principio, dice Lustig, era una "especie de alitas de pollo, pero se dieron cuenta de que era un poco difícil para los clientes comer".

El plato tiene sus raíces en un plato tradicional chino, Chen Pi Gi, que aparece en la cocina de Hunan, Szechuan y Cantonesa. Gee dice que la versión tradicional está hecha con cáscara de naranja seca, lo que le da un sabor mucho más asertivo y fresco. El pollo normalmente se pica con los huesos restantes.

La versión de Panda es típica de cómo se ha americanizado el plato, todavía picante, pero más dulce.

Esto es lo que puedo decirles sobre la fórmula de Panda: los trozos de pollo deshuesados ​​se empanan, se fríen, se congelan y se envían aquí desde cocinas corporativas en California. Las pepitas se vuelven a freír en los restaurantes locales y la salsa se hace fresca a partir de una mezcla base de azúcar, vinagre, salsa de soja y extracto de naranja. El vino de cocción, el aceite de sésamo, los chiles y el ajo picado y el jengibre se cuecen en un wok caliente, luego entra la mezcla de soja y luego los trozos de pollo frito.

Todo lo que pueden tener los químicos de cocina, avíseme si se acerca.

Orange Chicken llegó a ser el elemento principal del menú de la cadena sin el beneficio de ninguna campaña nacional, pero Gee tiene su teoría. Visitó muchos Pandas mientras ayudaba a la cadena a reclutar y notó que los empleados se apresuraron a ofrecer muestras gratuitas de Orange Chicken.

"Si hubiera un momento de inactividad, habría una chica entregándote un palillo con un trozo de pollo. Pensé que si hacía cola el tiempo suficiente, tendría suficiente pollo para no tener que comprar nada".


Pollo a la naranja en la casa

VAMOS a jugar a la asociación de palabras. Diré una palabra y tú dirás lo primero que se te ocurra.

De acuerdo, algunos de ustedes dijeron "oso", pero me atrevería a decir que la mayoría del resto dijo "Pollo naranja", especialmente dadas las pistas visuales en esta página.

La verdad es que Panda Express Orange Chicken es una especie de fenómeno de la cultura pop. En 900 restaurantes Panda en 36 estados, esas pequeñas pepitas glaseadas son el vendedor número uno, y representan el 38 por ciento de las ventas, aunque los comensales suelen tener otras 19 opciones de menú.

"Tenemos gente golpeando la puerta después de que cerramos, diciendo: '¿Podemos comer un poco de pollo a la naranja?' "dice Randal Abrams, líder de entrenamiento de Panda en Hawái. "Incluso durante un apagón, tenemos personas que dicen: '¿Solo tienes pollo a la naranja?' "

El año pasado, dice Abrams, la cadena vendió 39 millones de libras de ese pollo.

La receta del pollo Panda se encuentra entre las principales solicitudes de los lectores de esta columna. Sin embargo, no te hagas ilusiones, no las tengo. Panda no lo lanzará, ni renunciará a su segundo vendedor, Beef Broccoli, y nadie dice que tenga que hacerlo, así que todos pueden dejar de preguntar.

Entonces, ¿por qué sacar esto a colación? Bueno, tengo algunas pistas que ofrecer (sigue leyendo). Además, Panda celebrará 20 años en Hawái la próxima semana con una fiesta en su ubicación más nueva, en el centro comercial Moanalua. Se espera del gobernador, junto con el fundador de la empresa, Andrew Cherng, y otros peces gordos de Panda.

20º ANIVERSARIO

El primer Panda de Hawái, después de todo, obtiene los ingresos más altos de cualquier Panda en cualquier lugar: eso es $ 4 millones al año en el patio de comidas del Ala Moana Center, dice Abrams.

Moanalua está en camino hacia la posición número 2 a nivel nacional, agrega, y representa la visión de Panda para el futuro. Es independiente, en lugar de estar escondido en un patio de comidas o en un centro comercial, ubicado en esa importante masa de tierra comercial alrededor de Pearl Harbor Navy Exchange. Además, tiene una "cocina a la vista" abierta, a la Roy Yamaguchi, y un drive-aunque, a la McDonald's.

"Es el primer restaurante chino de autoservicio en el país", dice Abrams.

El imperio Panda comenzó hace más de 30 años como un restaurante de servicio completo, el Panda Inn en Pasadena, California. El primer Panda Express abrió en las cercanías de Glendale en 1983.

Los restaurantes de Panda en Hawaii ahora son el número 12, pero los planes son abrir cinco más este año y eventualmente expandirse a 40, dice Lustig. A nivel nacional, el plan es agregar 150 restaurantes por año, con una visión de 10,000, "durante el tiempo que sea necesario".

Darren Tristano, vicepresidente ejecutivo de Technomic, dice que las nuevas tiendas Panda reflejan el interés de los clientes en una experiencia gastronómica superior a la comida rápida, con comedores más agradables y más variedad, pero aún así rápida y conveniente.

Chuck Gee, decano emérito de la escuela de Administración de la Industria de Viajes de la Universidad de Hawái, ayudó a reclutar cocineros para Panda y conoce bien la operación local. "A la gente le gustan las cosas con precios populares ('popular' es un eufemismo para 'barato') y les gusta rápido y no complicado. Panda satisface los tres".

Gee dice que Panda también ha tenido éxito en el desarrollo de recetas que pueden ser elaboradas rápidamente por cocineros sin formación en chino clásico, con sabores que atraen tanto a los clientes que entienden la comida china como a los que necesitan un enfoque más occidentalizado.

LO QUE TRAE la discusión de regreso al Pollo a la Naranja. La versión de Panda se inspiró en Hawái, en la época en que se abrió la tienda Ala Moana. Se basaba en platos de pollo frito al estilo local (piense en mochiko o pollo al ajo), tanto como en el plato tradicional chino. La idea fue llevada a los chefs de la cadena en California para su desarrollo.

Al principio, dice Lustig, era una "especie de alitas de pollo, pero se dieron cuenta de que era un poco difícil para los clientes comer".

El plato tiene sus raíces en un plato tradicional chino, Chen Pi Gi, que aparece en la cocina de Hunan, Szechuan y Cantonesa. Gee dice que la versión tradicional está hecha con cáscara de naranja seca, lo que le da un sabor mucho más asertivo y fresco. El pollo normalmente se pica con los huesos restantes.

La versión de Panda es típica de cómo se ha americanizado el plato, todavía picante, pero más dulce.

Esto es lo que puedo decirles sobre la fórmula de Panda: los trozos de pollo deshuesados ​​se empanan, se fríen, se congelan y se envían aquí desde cocinas corporativas en California. Las pepitas se vuelven a freír en los restaurantes locales y la salsa se hace fresca a partir de una mezcla base de azúcar, vinagre, salsa de soja y extracto de naranja. El vino de cocción, el aceite de sésamo, los chiles, el ajo picado y el jengibre se cuecen en un wok caliente, luego entra la mezcla de soja y luego los trozos de pollo frito.

Todo lo que pueden tener los químicos de cocina, avíseme si se acerca.

Orange Chicken llegó a ser el elemento principal del menú de la cadena sin el beneficio de ninguna campaña nacional, pero Gee tiene su teoría. Visitó muchos Pandas mientras ayudaba a la cadena a reclutar y notó que los empleados se apresuraron a ofrecer muestras gratuitas de Orange Chicken.

"Si hubiera un momento de inactividad, habría una chica entregándote un palillo con un trozo de pollo. Pensé que si hacía cola el tiempo suficiente, tendría suficiente pollo para no tener que comprar nada".


Pollo a la naranja en la casa

VAMOS a jugar a la asociación de palabras. Diré una palabra y tú dirás lo primero que se te ocurra.

De acuerdo, algunos de ustedes dijeron "oso", pero me atrevería a decir que la mayoría del resto dijo "Pollo naranja", especialmente dadas las pistas visuales en esta página.

La verdad es que Panda Express Orange Chicken es una especie de fenómeno de la cultura pop. En 900 restaurantes Panda en 36 estados, esas pequeñas pepitas glaseadas son el vendedor número uno, y representan el 38 por ciento de las ventas, aunque los comensales suelen tener otras 19 opciones de menú.

"Tenemos gente golpeando la puerta después de que cerramos, diciendo: '¿Podemos comer un poco de pollo a la naranja?' "dice Randal Abrams, líder de entrenamiento de Panda en Hawái. "Incluso durante un apagón, tenemos personas que dicen: '¿Solo tienes pollo a la naranja?' "

El año pasado, dice Abrams, la cadena vendió 39 millones de libras de ese pollo.

La receta del pollo Panda se encuentra entre las principales solicitudes de los lectores de esta columna. Sin embargo, no te hagas ilusiones, no las tengo. Panda no lo lanzará, ni renunciará a su segundo vendedor, Beef Broccoli, y nadie dice que tenga que hacerlo, así que todos pueden dejar de preguntar.

Entonces, ¿por qué sacar esto a colación? Bueno, tengo algunas pistas que ofrecer (sigue leyendo). Además, Panda celebrará 20 años en Hawái la próxima semana con una fiesta en su ubicación más nueva, en el centro comercial Moanalua. Se espera del gobernador, junto con el fundador de la empresa, Andrew Cherng, y otros peces gordos de Panda.

20º ANIVERSARIO

El primer Panda de Hawái, después de todo, obtiene los ingresos más altos de cualquier Panda en cualquier lugar: eso es $ 4 millones al año en el patio de comidas del Ala Moana Center, dice Abrams.

Moanalua está en camino hacia la posición número 2 a nivel nacional, agrega, y representa la visión de Panda para el futuro. Es independiente, en lugar de estar escondido en un patio de comidas o en un centro comercial, ubicado en esa importante masa de tierra comercial alrededor de Pearl Harbor Navy Exchange. Además, tiene una "cocina a la vista" abierta, a la Roy Yamaguchi, y un drive-aunque, a la McDonald's.

"Es el primer restaurante chino de autoservicio en el país", dice Abrams.

El imperio Panda comenzó hace más de 30 años como un restaurante de servicio completo, el Panda Inn en Pasadena, California. El primer Panda Express abrió en las cercanías de Glendale en 1983.

Los restaurantes de Panda en Hawaii ahora son el número 12, pero los planes son abrir cinco más este año y eventualmente expandirse a 40, dice Lustig. A nivel nacional, el plan es agregar 150 restaurantes por año, con una visión de 10,000, "durante el tiempo que sea necesario".

Darren Tristano, vicepresidente ejecutivo de Technomic, dice que las nuevas tiendas Panda reflejan el interés de los clientes en una experiencia gastronómica superior a la comida rápida, con comedores más agradables y más variedad, pero aún así rápida y conveniente.

Chuck Gee, decano emérito de la escuela de Administración de la Industria de Viajes de la Universidad de Hawái, ayudó a reclutar cocineros para Panda y conoce bien la operación local. "A la gente le gustan las cosas de precio popular ('popular' es un eufemismo para 'barato') y les gusta rápido y no complicado. Panda satisface los tres".

Gee dice que Panda también ha tenido éxito en el desarrollo de recetas que pueden ser elaboradas rápidamente por cocineros sin formación en chino clásico, con sabores que atraen tanto a los clientes que entienden la comida china como a los que necesitan un enfoque más occidentalizado.

LO QUE TRAE la discusión de regreso a Orange Chicken. La versión de Panda se inspiró en Hawái, en la época en que se abrió la tienda Ala Moana. Se basaba en platos de pollo frito al estilo local (piense en mochiko o pollo al ajo), tanto como en el plato tradicional chino. La idea fue llevada a los chefs de la cadena en California para su desarrollo.

Al principio, dice Lustig, era una "especie de alitas de pollo, pero se dieron cuenta de que era un poco difícil para los clientes comer".

El plato tiene sus raíces en un plato tradicional chino, Chen Pi Gi, que aparece en la cocina de Hunan, Szechuan y Cantonesa. Gee says the traditional version is made with dried orange rind, giving it a much more assertive, fresher taste. The chicken is normally chopped with the bones left in.

Panda's version is typical of how the dish has been Americanized -- still tangy, but sweeter.

HERE'S WHAT I can tell you about Panda's formula: The boneless chicken pieces are breaded, fried, frozen and sent here from corporate kitchens in California. The nuggets are re-fried in local restaurants, and the sauce is made fresh from a base mix of sugar, vinegar, soy sauce and orange extract. Cooking wine, sesame oil, chili peppers and minced garlic and ginger are stir-fired in a hot wok, then the soy mixture goes in, then the fried chicken pieces.

All you kitchen chemists can have at it -- let me know if you get close.

Orange Chicken came to be the chain's top menu item without benefit of any national campaign, but Gee has his theory. He visited a lot of Pandas while helping the chain recruit, and noticed that employees were quick to offer free samples of Orange Chicken.

"If there was a slack moment, there'd be a girl handing you a toothpick with a piece of chicken. I figured if I stood in line long enough I'd have enough chicken that I wouldn't have to buy anything."


Orange Chicken on the house

WE'RE GOING to play word association. I'll say a word and you say what first comes to mind.

OK, a few of you said "bear," but I'd venture that a majority of the rest said "Orange Chicken," especially given the visual clues on this page.

Truth is, Panda Express Orange Chicken is something of a pop-culture phenom. At 900 Panda restaurants in 36 states, those little glazed nuggets are the No. 1 seller, accounting for 38 percent of sales, even though diners typically have 19 other menu choices.

"We have people banging on the door after we're closed, saying, 'Can we just have some Orange Chicken?' " says Randal Abrams, training leader for Panda in Hawaii. "Even during a power outage, we have people saying, 'Do you just have Orange Chicken?' "

Last year, Abrams says, the chain sold 39 million pounds of that chicken.

The Panda chicken recipe is among top requests from readers of this column. Don't get your hopes up, though, I don't have it. Panda won't release it, nor will it give up its No. 2 seller, Beef Broccoli, and no one says they have to, so you can all stop asking.

So, why bring this up? Well, I do have some clues to offer (keep reading). Plus, Panda is celebrating 20 years in Hawaii next week with a party at its newest location, in the Moanalua Shopping Center. The governor's expected, along with company founder Andrew Cherng and other Panda bigwigs.

20TH ANNIVERSARY

Hawaii's first Panda, after all, rakes in the highest revenue of any Panda anywhere -- that's $4 million annually at the Ala Moana Center food court, Abrams says.

Moanalua is on its way to the No. 2 position nationally, he adds, and represents Panda's vision for the future. It's free-standing, rather than tucked away in a food court or strip mall, located in that major commercial land mass around the Pearl Harbor Navy Exchange. Also, it has an open "show kitchen," a la Roy Yamaguchi, and a drive-though, a la McDonald's.

"It's the first drive-through Chinese restaurant in the country," Abrams says.

The Panda empire began more than 30 years ago as a full service restaurant, the Panda Inn in Pasadena, Calif. The first Panda Express opened in nearby Glendale in 1983.

Panda's Hawaii restaurants now number 12, but plans are to open five more this year and to eventually expand to 40, Lustig says. Nationally, the plan is to add 150 restaurants per year, with a vision of 10,000 -- "over however long it takes."

Darren Tristano, executive vice president at Technomic, says the newer Panda stores reflect customer interest in a dining experience that's a cut above fast food, with nicer dining rooms and more variety, but still quick and convenient.

Chuck Gee, dean emeritus at the University of Hawaii's Travel Industry Management school, helped recruit cooks for Panda and knows the local operation well. "People like things popularly priced -- 'popular' is a euphemism for 'cheap' -- and they like it fast and not complicated. Panda satisfies all three."

Gee says Panda also has been successful in developing recipes that can be produced quickly by cooks with no training in classical Chinese, with flavors that appeal both to customers who understand Chinese food and those who need a more Westernized approach.

WHICH BRINGS the discussion back around to Orange Chicken. Panda's version was inspired in Hawaii, around the time the Ala Moana store was opening. It was based on local-style fried-chicken dishes (think mochiko or garlic chicken), as much as on the traditional Chinese dish. The idea was taken to the chain's chefs in California for development.

At first, Lustig says, it was a "chicken-wingy kind of thing, but they realized it was a little difficult for customers to eat."

The dish has roots in a traditional Chinese dish, Chen Pi Gi, that shows up in Hunan, Szechuan and Cantonese cooking. Gee says the traditional version is made with dried orange rind, giving it a much more assertive, fresher taste. The chicken is normally chopped with the bones left in.

Panda's version is typical of how the dish has been Americanized -- still tangy, but sweeter.

HERE'S WHAT I can tell you about Panda's formula: The boneless chicken pieces are breaded, fried, frozen and sent here from corporate kitchens in California. The nuggets are re-fried in local restaurants, and the sauce is made fresh from a base mix of sugar, vinegar, soy sauce and orange extract. Cooking wine, sesame oil, chili peppers and minced garlic and ginger are stir-fired in a hot wok, then the soy mixture goes in, then the fried chicken pieces.

All you kitchen chemists can have at it -- let me know if you get close.

Orange Chicken came to be the chain's top menu item without benefit of any national campaign, but Gee has his theory. He visited a lot of Pandas while helping the chain recruit, and noticed that employees were quick to offer free samples of Orange Chicken.

"If there was a slack moment, there'd be a girl handing you a toothpick with a piece of chicken. I figured if I stood in line long enough I'd have enough chicken that I wouldn't have to buy anything."


Orange Chicken on the house

WE'RE GOING to play word association. I'll say a word and you say what first comes to mind.

OK, a few of you said "bear," but I'd venture that a majority of the rest said "Orange Chicken," especially given the visual clues on this page.

Truth is, Panda Express Orange Chicken is something of a pop-culture phenom. At 900 Panda restaurants in 36 states, those little glazed nuggets are the No. 1 seller, accounting for 38 percent of sales, even though diners typically have 19 other menu choices.

"We have people banging on the door after we're closed, saying, 'Can we just have some Orange Chicken?' " says Randal Abrams, training leader for Panda in Hawaii. "Even during a power outage, we have people saying, 'Do you just have Orange Chicken?' "

Last year, Abrams says, the chain sold 39 million pounds of that chicken.

The Panda chicken recipe is among top requests from readers of this column. Don't get your hopes up, though, I don't have it. Panda won't release it, nor will it give up its No. 2 seller, Beef Broccoli, and no one says they have to, so you can all stop asking.

So, why bring this up? Well, I do have some clues to offer (keep reading). Plus, Panda is celebrating 20 years in Hawaii next week with a party at its newest location, in the Moanalua Shopping Center. The governor's expected, along with company founder Andrew Cherng and other Panda bigwigs.

20TH ANNIVERSARY

Hawaii's first Panda, after all, rakes in the highest revenue of any Panda anywhere -- that's $4 million annually at the Ala Moana Center food court, Abrams says.

Moanalua is on its way to the No. 2 position nationally, he adds, and represents Panda's vision for the future. It's free-standing, rather than tucked away in a food court or strip mall, located in that major commercial land mass around the Pearl Harbor Navy Exchange. Also, it has an open "show kitchen," a la Roy Yamaguchi, and a drive-though, a la McDonald's.

"It's the first drive-through Chinese restaurant in the country," Abrams says.

The Panda empire began more than 30 years ago as a full service restaurant, the Panda Inn in Pasadena, Calif. The first Panda Express opened in nearby Glendale in 1983.

Panda's Hawaii restaurants now number 12, but plans are to open five more this year and to eventually expand to 40, Lustig says. Nationally, the plan is to add 150 restaurants per year, with a vision of 10,000 -- "over however long it takes."

Darren Tristano, executive vice president at Technomic, says the newer Panda stores reflect customer interest in a dining experience that's a cut above fast food, with nicer dining rooms and more variety, but still quick and convenient.

Chuck Gee, dean emeritus at the University of Hawaii's Travel Industry Management school, helped recruit cooks for Panda and knows the local operation well. "People like things popularly priced -- 'popular' is a euphemism for 'cheap' -- and they like it fast and not complicated. Panda satisfies all three."

Gee says Panda also has been successful in developing recipes that can be produced quickly by cooks with no training in classical Chinese, with flavors that appeal both to customers who understand Chinese food and those who need a more Westernized approach.

WHICH BRINGS the discussion back around to Orange Chicken. Panda's version was inspired in Hawaii, around the time the Ala Moana store was opening. It was based on local-style fried-chicken dishes (think mochiko or garlic chicken), as much as on the traditional Chinese dish. The idea was taken to the chain's chefs in California for development.

At first, Lustig says, it was a "chicken-wingy kind of thing, but they realized it was a little difficult for customers to eat."

The dish has roots in a traditional Chinese dish, Chen Pi Gi, that shows up in Hunan, Szechuan and Cantonese cooking. Gee says the traditional version is made with dried orange rind, giving it a much more assertive, fresher taste. The chicken is normally chopped with the bones left in.

Panda's version is typical of how the dish has been Americanized -- still tangy, but sweeter.

HERE'S WHAT I can tell you about Panda's formula: The boneless chicken pieces are breaded, fried, frozen and sent here from corporate kitchens in California. The nuggets are re-fried in local restaurants, and the sauce is made fresh from a base mix of sugar, vinegar, soy sauce and orange extract. Cooking wine, sesame oil, chili peppers and minced garlic and ginger are stir-fired in a hot wok, then the soy mixture goes in, then the fried chicken pieces.

All you kitchen chemists can have at it -- let me know if you get close.

Orange Chicken came to be the chain's top menu item without benefit of any national campaign, but Gee has his theory. He visited a lot of Pandas while helping the chain recruit, and noticed that employees were quick to offer free samples of Orange Chicken.

"If there was a slack moment, there'd be a girl handing you a toothpick with a piece of chicken. I figured if I stood in line long enough I'd have enough chicken that I wouldn't have to buy anything."


Orange Chicken on the house

WE'RE GOING to play word association. I'll say a word and you say what first comes to mind.

OK, a few of you said "bear," but I'd venture that a majority of the rest said "Orange Chicken," especially given the visual clues on this page.

Truth is, Panda Express Orange Chicken is something of a pop-culture phenom. At 900 Panda restaurants in 36 states, those little glazed nuggets are the No. 1 seller, accounting for 38 percent of sales, even though diners typically have 19 other menu choices.

"We have people banging on the door after we're closed, saying, 'Can we just have some Orange Chicken?' " says Randal Abrams, training leader for Panda in Hawaii. "Even during a power outage, we have people saying, 'Do you just have Orange Chicken?' "

Last year, Abrams says, the chain sold 39 million pounds of that chicken.

The Panda chicken recipe is among top requests from readers of this column. Don't get your hopes up, though, I don't have it. Panda won't release it, nor will it give up its No. 2 seller, Beef Broccoli, and no one says they have to, so you can all stop asking.

So, why bring this up? Well, I do have some clues to offer (keep reading). Plus, Panda is celebrating 20 years in Hawaii next week with a party at its newest location, in the Moanalua Shopping Center. The governor's expected, along with company founder Andrew Cherng and other Panda bigwigs.

20TH ANNIVERSARY

Hawaii's first Panda, after all, rakes in the highest revenue of any Panda anywhere -- that's $4 million annually at the Ala Moana Center food court, Abrams says.

Moanalua is on its way to the No. 2 position nationally, he adds, and represents Panda's vision for the future. It's free-standing, rather than tucked away in a food court or strip mall, located in that major commercial land mass around the Pearl Harbor Navy Exchange. Also, it has an open "show kitchen," a la Roy Yamaguchi, and a drive-though, a la McDonald's.

"It's the first drive-through Chinese restaurant in the country," Abrams says.

The Panda empire began more than 30 years ago as a full service restaurant, the Panda Inn in Pasadena, Calif. The first Panda Express opened in nearby Glendale in 1983.

Panda's Hawaii restaurants now number 12, but plans are to open five more this year and to eventually expand to 40, Lustig says. Nationally, the plan is to add 150 restaurants per year, with a vision of 10,000 -- "over however long it takes."

Darren Tristano, executive vice president at Technomic, says the newer Panda stores reflect customer interest in a dining experience that's a cut above fast food, with nicer dining rooms and more variety, but still quick and convenient.

Chuck Gee, dean emeritus at the University of Hawaii's Travel Industry Management school, helped recruit cooks for Panda and knows the local operation well. "People like things popularly priced -- 'popular' is a euphemism for 'cheap' -- and they like it fast and not complicated. Panda satisfies all three."

Gee says Panda also has been successful in developing recipes that can be produced quickly by cooks with no training in classical Chinese, with flavors that appeal both to customers who understand Chinese food and those who need a more Westernized approach.

WHICH BRINGS the discussion back around to Orange Chicken. Panda's version was inspired in Hawaii, around the time the Ala Moana store was opening. It was based on local-style fried-chicken dishes (think mochiko or garlic chicken), as much as on the traditional Chinese dish. The idea was taken to the chain's chefs in California for development.

At first, Lustig says, it was a "chicken-wingy kind of thing, but they realized it was a little difficult for customers to eat."

The dish has roots in a traditional Chinese dish, Chen Pi Gi, that shows up in Hunan, Szechuan and Cantonese cooking. Gee says the traditional version is made with dried orange rind, giving it a much more assertive, fresher taste. The chicken is normally chopped with the bones left in.

Panda's version is typical of how the dish has been Americanized -- still tangy, but sweeter.

HERE'S WHAT I can tell you about Panda's formula: The boneless chicken pieces are breaded, fried, frozen and sent here from corporate kitchens in California. The nuggets are re-fried in local restaurants, and the sauce is made fresh from a base mix of sugar, vinegar, soy sauce and orange extract. Cooking wine, sesame oil, chili peppers and minced garlic and ginger are stir-fired in a hot wok, then the soy mixture goes in, then the fried chicken pieces.

All you kitchen chemists can have at it -- let me know if you get close.

Orange Chicken came to be the chain's top menu item without benefit of any national campaign, but Gee has his theory. He visited a lot of Pandas while helping the chain recruit, and noticed that employees were quick to offer free samples of Orange Chicken.

"If there was a slack moment, there'd be a girl handing you a toothpick with a piece of chicken. I figured if I stood in line long enough I'd have enough chicken that I wouldn't have to buy anything."


Orange Chicken on the house

WE'RE GOING to play word association. I'll say a word and you say what first comes to mind.

OK, a few of you said "bear," but I'd venture that a majority of the rest said "Orange Chicken," especially given the visual clues on this page.

Truth is, Panda Express Orange Chicken is something of a pop-culture phenom. At 900 Panda restaurants in 36 states, those little glazed nuggets are the No. 1 seller, accounting for 38 percent of sales, even though diners typically have 19 other menu choices.

"We have people banging on the door after we're closed, saying, 'Can we just have some Orange Chicken?' " says Randal Abrams, training leader for Panda in Hawaii. "Even during a power outage, we have people saying, 'Do you just have Orange Chicken?' "

Last year, Abrams says, the chain sold 39 million pounds of that chicken.

The Panda chicken recipe is among top requests from readers of this column. Don't get your hopes up, though, I don't have it. Panda won't release it, nor will it give up its No. 2 seller, Beef Broccoli, and no one says they have to, so you can all stop asking.

So, why bring this up? Well, I do have some clues to offer (keep reading). Plus, Panda is celebrating 20 years in Hawaii next week with a party at its newest location, in the Moanalua Shopping Center. The governor's expected, along with company founder Andrew Cherng and other Panda bigwigs.

20TH ANNIVERSARY

Hawaii's first Panda, after all, rakes in the highest revenue of any Panda anywhere -- that's $4 million annually at the Ala Moana Center food court, Abrams says.

Moanalua is on its way to the No. 2 position nationally, he adds, and represents Panda's vision for the future. It's free-standing, rather than tucked away in a food court or strip mall, located in that major commercial land mass around the Pearl Harbor Navy Exchange. Also, it has an open "show kitchen," a la Roy Yamaguchi, and a drive-though, a la McDonald's.

"It's the first drive-through Chinese restaurant in the country," Abrams says.

The Panda empire began more than 30 years ago as a full service restaurant, the Panda Inn in Pasadena, Calif. The first Panda Express opened in nearby Glendale in 1983.

Panda's Hawaii restaurants now number 12, but plans are to open five more this year and to eventually expand to 40, Lustig says. Nationally, the plan is to add 150 restaurants per year, with a vision of 10,000 -- "over however long it takes."

Darren Tristano, executive vice president at Technomic, says the newer Panda stores reflect customer interest in a dining experience that's a cut above fast food, with nicer dining rooms and more variety, but still quick and convenient.

Chuck Gee, dean emeritus at the University of Hawaii's Travel Industry Management school, helped recruit cooks for Panda and knows the local operation well. "People like things popularly priced -- 'popular' is a euphemism for 'cheap' -- and they like it fast and not complicated. Panda satisfies all three."

Gee says Panda also has been successful in developing recipes that can be produced quickly by cooks with no training in classical Chinese, with flavors that appeal both to customers who understand Chinese food and those who need a more Westernized approach.

WHICH BRINGS the discussion back around to Orange Chicken. Panda's version was inspired in Hawaii, around the time the Ala Moana store was opening. It was based on local-style fried-chicken dishes (think mochiko or garlic chicken), as much as on the traditional Chinese dish. The idea was taken to the chain's chefs in California for development.

At first, Lustig says, it was a "chicken-wingy kind of thing, but they realized it was a little difficult for customers to eat."

The dish has roots in a traditional Chinese dish, Chen Pi Gi, that shows up in Hunan, Szechuan and Cantonese cooking. Gee says the traditional version is made with dried orange rind, giving it a much more assertive, fresher taste. The chicken is normally chopped with the bones left in.

Panda's version is typical of how the dish has been Americanized -- still tangy, but sweeter.

HERE'S WHAT I can tell you about Panda's formula: The boneless chicken pieces are breaded, fried, frozen and sent here from corporate kitchens in California. The nuggets are re-fried in local restaurants, and the sauce is made fresh from a base mix of sugar, vinegar, soy sauce and orange extract. Cooking wine, sesame oil, chili peppers and minced garlic and ginger are stir-fired in a hot wok, then the soy mixture goes in, then the fried chicken pieces.

All you kitchen chemists can have at it -- let me know if you get close.

Orange Chicken came to be the chain's top menu item without benefit of any national campaign, but Gee has his theory. He visited a lot of Pandas while helping the chain recruit, and noticed that employees were quick to offer free samples of Orange Chicken.

"If there was a slack moment, there'd be a girl handing you a toothpick with a piece of chicken. I figured if I stood in line long enough I'd have enough chicken that I wouldn't have to buy anything."