Nuevas recetas

Un nuevo estudio dice que la dieta paleo podría aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca

Un nuevo estudio dice que la dieta paleo podría aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca

He aquí por qué es posible que desee deshacerse de la dieta Paleo y comer más carbohidratos para una mejor salud (¡sí, de verdad!)

Siguiendo los hábitos dietéticos de nuestros antepasados ​​cavernícolas, muchas personas han promocionado la dieta Paleo como un estilo de vida saludable. Los alimentos que se consumen en la dieta incluyen aquellos que se pueden obtener fácilmente mediante la caza y la recolección, como carne, pescado, frutas y verduras. A primera vista, la dieta parece estar llena de alimentos integrales que forman parte de un estilo de vida saludable, pero un estudio reciente sugiere lo contrario.

Aunque es un estudio muy pequeño, la investigación publicada en el European Journal of Nutrition asocia un biomarcador de enfermedad cardíaca en personas que se adhieren a una dieta Paleo. La investigación estudió a 44 personas que hicieron dieta Paleo y las comparó con 47 participantes que seguían una dieta tradicional australiana. Cuando se analizó la sangre de ambos grupos, los de la dieta Paleo midieron con niveles más altos de TMAO en la sangre. TMAO es un compuesto orgánico producido en el intestino que puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, según la Clínica Cleveland.

Manténgase al día sobre lo que significa saludable ahora.

Suscríbase a nuestro boletín diario para obtener más artículos excelentes y recetas deliciosas y saludables.

El TMAO se produce cuando el cuerpo digiere colina, lecitina y carnitina, que son abundantes en productos animales. Un estudio publicado en el European Heart Journal sugiere que consumir una dieta rica en carnes rojas resulta en niveles más altos de TMAO en sangre. Dado que la alimentación al estilo Paleo prioriza el consumo de productos animales, es naturalmente más alta en grasas saturadas que muchas otras dietas. Pero, según el estudio de la dieta Paleo, esta no es la única causa del aumento de los niveles de TMAO.

La investigadora principal, la Dra. Angela Genoni, sugiere que la razón del aumento de los niveles de TMAO es la falta de cereales integrales (que no están permitidos en la dieta Paleo). "Descubrimos que la falta de cereales integrales se asoció con los niveles de TMAO, lo que puede proporcionar un vínculo entre el riesgo reducido de enfermedad cardiovascular que vemos en las poblaciones con una alta ingesta de cereales integrales", dijo.

¿Interesado en la dieta Paleo? Encuentra más sobre eso aquí:

Aparte de los niveles más altos de TMAO en el torrente sanguíneo, los investigadores encontraron una mayor concentración de la bacteria que produce TMAO en el intestino de las personas que hacen dieta Paleo. "Sabemos que los cereales integrales son una fuente fantástica de almidón resistente y muchas otras fibras fermentables que son vitales para la salud de su microbioma intestinal", dijo el Dr. Genoni. La falta de cereales integrales puede resultar en un microbioma intestinal que fomenta un entorno que es favorable para la producción de TMAO.

La línea de fondo

Aunque se trata de un pequeño estudio, los investigadores encontraron que consumir una dieta Paleo puede aumentar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Las dos preocupaciones principales son la falta de cereales integrales y el aumento del consumo de carnes rojas. Si está siguiendo la dieta Paleo, es importante conocer la cantidad de grasas saturadas que está consumiendo, especialmente porque una dieta rica en grasas saturadas podría aumentar su riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. También vale la pena cambiar algunos de los productos animales en su plato por alimentos ricos en probióticos y aptos para Paleo, como frutas, verduras y papas, para reducir la grasa saturada y mantener su salud intestinal bajo control.


¿Cuáles son los beneficios y los riesgos de la dieta Paleo?

La dieta increíblemente popular anima a comer como nuestros antepasados ​​cazadores-recolectores. ¿Pero esto está bien para ti?

La dieta paleo es la última dieta de retroceso: promueve el regreso a la alimentación como lo hicieron nuestros antepasados ​​en la Edad de Piedra. “Este régimen se basa en la idea de que nuestros cuerpos funcionan mejor cuando se alimentan con alimentos que existían en la era Paleolítica, antes de que apareciera la agricultura hace unos 10.000 años”, dice Mark Hyman, MD, de Boston, autor de Comida: ¿qué diablos debo comer? y el director de la Clínica de Medicina Funcional de Cleveland.

Eso significa que no hay azúcar, granos, lácteos, legumbres ni frijoles en la dieta paleo. No se permiten galletas o pasteles altamente procesados. Y nada de alimentos con hormonas añadidas o ingredientes artificiales. En cuanto a lo que hay en el menú paleo, piense en carne, pescado, verduras y cantidades limitadas de frutas, nueces y semillas. "Eso es todo", dice el Dr. Hyman. Puede que no parezca mucho, pero lo que te queda son alimentos llenos de nutrientes, muchos de los cuales son excelentes fuentes de fibra, que te ayudan a sentirte satisfecho y lleno.

¿Deberías abrazar el camino del hombre de las cavernas? Esto es lo que debe saber, incluidos los beneficios y riesgos que debe conocer, para quién es buena la dieta y quién debe consultar a un médico antes de subirse al tren.


Un corazón graso pone en riesgo su salud sin importar su peso, sugiere un nuevo estudio

Aquí & rsquos lo que puede hacer para reducir y prevenir el exceso de grasa pericárdica.

  • Tener un alto volumen de grasa pericárdica y mdashfat alrededor de su corazón y mdash puede aumentar su riesgo de insuficiencia cardíaca independientemente de su peso corporal, sugiere un nuevo estudio.
  • Más de 6 millones de personas en los EE. UU. Se ven afectadas por la insuficiencia cardíaca, una afección enque el corazón puede bombear suficiente sangre para las necesidades del cuerpo.
  • Para reducir el riesgo de exceso de grasa pericárdica, los expertos recomiendan trabajar hacia hábitos que contribuyan a una mejor salud cardíaca en general.

La grasa pericárdica y la grasa que rodea su corazón pueden ser un fuerte factor de riesgo de insuficiencia cardíaca independientemente de su peso corporal, según una nueva investigación de Mount Sinai en Nueva York.

Para el estudio, que fue publicado en el Revista del Colegio Americano de Cardiología, Los investigadores utilizaron tomografías computarizadas para determinar la conexión entre el volumen de grasa pericárdica y la insuficiencia cardíaca recién diagnosticada, una afección en la que el corazón no puede bombear la cantidad de sangre que el cuerpo necesita para funcionar. Más de 6 millones de personas en los EE. UU. Tienen insuficiencia cardíaca, que una persona puede desarrollar repentinamente o con el tiempo.

Las tomografías computarizadas se obtuvieron del estudio multiétnico de aterosclerosis patrocinado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, e incluyeron imágenes de 6.785 hombres y mujeres de entre 45 y 84 años sin enfermedad cardiovascular preexistente.

Los investigadores encontraron que, aunque las mujeres por lo general tenían menos grasa pericárdica que los hombres, las mujeres que cumplían con los criterios para un volumen alto de grasa pericárdica (70 centímetros cúbicos o más) tenían el doble de riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca. Los hombres que cumplían con los criterios del corazón graso (120 centímetros cúbicos o más) tenían un 53% más de riesgo.

Lo que es más, una mayor cantidad de grasa pericárdica era peligrosa a pesar de todo de los participantes y el peso corporal rsquo. Eso significa que estar delgado no previene necesariamente la acumulación de grasa dañina alrededor del corazón.

Los investigadores también ajustaron otros factores de riesgo conocidos de insuficiencia cardíaca, como la edad, el tabaquismo, el consumo de alcohol, un estilo de vida sedentario, presión arterial alta, colesterol alto y ataques cardíacos previos. Los resultados fueron similares en todos los orígenes raciales.

"Se sabe que la grasa alrededor del corazón es un predictor de enfermedades cardíacas, en gran parte porque puede estar asociada con otros factores de riesgo como la obesidad, la diabetes y la presión arterial alta", explica Eugenia Gianos, MD, profesora asociada de cardiología en la Escuela Zucker. de Medicina que no participó en el estudio. & ldquoEl hecho de que esta asociación sea cierta incluso después de tener en cuenta todos estos factores indica que la grasa puede tener un efecto directo sobre el músculo cardíaco que contribuye a las anomalías asociadas con la insuficiencia cardíaca. & rdquo

Cuando hay grasa adicional alrededor de su corazón, las gotas de grasa pueden comenzar a acumularse. dentro de las células del músculo cardíaco, dice el autor principal del estudio, Satish Kenchaiah, M.D., profesor asociado de medicina y especialista en cardiología en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai. Estas gotas pueden interferir con la forma en que se expande la cámara del corazón y reducir la capacidad de su corazón y rsquos para bombear sangre correctamente, preparando el escenario para la insuficiencia cardíaca, dice.

Un corazón graso también está relacionado con la acumulación de placa en las arterias coronarias que suministran sangre a los músculos del corazón. Este es un factor de riesgo conocido de ataques cardíacos, que posteriormente podría aumentar el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca en el futuro, agrega.

El Dr. Kenchaiah dice que se necesita más investigación para determinar cómo reducir y prevenir el exceso de grasa pericárdica, pero trabajar hacia hábitos que contribuyan a una mejor salud cardíaca en general es un buen lugar para comenzar. Para mantener su ticker en plena forma, recomienda lo siguiente:


El culpable de la enfermedad cardíaca va más allá de la grasa de la carne

Era la hora del desayuno y las personas que participaban en un estudio sobre la carne roja y sus consecuencias tenían filetes de solomillo calientes y chisporroteantes colocados frente a ellos. El propio investigador compró una parrilla George Foreman para la ocasión, y la enfermera que lo asistió preparó la cocina.

Por el bien de la ciencia, estos seis hombres y mujeres comieron hasta el último bocado jugoso de los bistecs de 8 onzas. Luego esperaron a que les sacaran sangre.

El Dr. Stanley Hazen de la Clínica Cleveland, quien dirigió el estudio, y sus colegas habían acumulado evidencia para una sorprendente nueva explicación de por qué la carne roja puede contribuir a las enfermedades cardíacas. Y lo estaban probando con este experimento matutino.

Los investigadores habían llegado a creer que lo que dañaba los corazones no era solo el borde grueso de grasa de los filetes o el delicioso marmoleado de sus tiernos interiores. De hecho, estos científicos sospechaban que las grasas saturadas y el colesterol contribuían en menor medida a la mayor cantidad de enfermedades cardíacas observadas en los consumidores de carne roja. El verdadero culpable, propusieron, fue un químico poco estudiado que es expulsado por bacterias en los intestinos después de que las personas comen carne roja. El hígado lo convierte rápidamente en otra sustancia química poco estudiada llamada TMAO que llega a la sangre y aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

Esa, al menos, era la teoría. Entonces, la pregunta esa mañana fue: ¿Aparecería un estallido de TMAO en la sangre de las personas después de comer un bistec? ¿Y le pasaría lo mismo a un vegano que no había comido carne durante al menos un año y que consumía la misma comida?

Las respuestas fueron: sí, hubo un estallido de TMAO en los cinco carnívoros y no, el vegano no lo tenía. Y los niveles de TMAO resultaron predecir el riesgo de ataque cardíaco en humanos, encontraron los investigadores. Los investigadores también encontraron que el TMAO en realidad causaba enfermedades cardíacas en ratones. Estudios adicionales con 23 vegetarianos y veganos y 51 carnívoros mostraron que los carnívoros normalmente tenían más TMAO en la sangre y que, a diferencia de los que despreciaban la carne, producían fácilmente TMAO después de ingerir pastillas con carnitina.

"Es realmente una hermosa combinación de estudios en ratones y estudios en humanos para contar una historia que encuentro bastante plausible", dijo el Dr. Daniel J. Rader, investigador de enfermedades cardíacas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania, que no participó en la investigación. .

Los investigadores dicen que el trabajo podría conducir a nuevos tratamientos para la enfermedad cardíaca, tal vez incluso un antibiótico para eliminar específicamente a la bacteria culpable, y también a una nueva forma de evaluar el riesgo de enfermedad cardíaca al buscar TMAO en la sangre.

Por supuesto, quedan preguntas críticas. ¿Las personas reducirían su riesgo de ataque cardíaco si redujeran sus niveles de TMAO en sangre? Una asociación entre los niveles de TMAO en la sangre y el riesgo de enfermedad cardíaca no significa necesariamente que uno cause el otro. ¿Y qué bacterias intestinales en particular son las culpables?

También hay preguntas sobre la seguridad de los suplementos, como las bebidas energéticas y las que se utilizan en el culturismo. Estos suplementos a menudo contienen carnitina, una sustancia que se encuentra principalmente en la carne roja.

Pero los extensos experimentos de los investigadores tanto en humanos como en animales, publicados el domingo en Nature Medicine, han persuadido a los científicos que no están relacionados con el estudio a considerar seriamente esta nueva teoría de por qué la carne roja consumida con demasiada frecuencia podría ser mala para las personas.

El Dr. Frank Sacks, profesor de prevención de enfermedades cardiovasculares en la Escuela de Salud Pública de Harvard, calificó los hallazgos de impresionantes. "No tengo ninguna razón para dudarlo", dijo, "pero es algo asombroso".

Lora Hooper, profesora asociada de inmunología y microbiología en el Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, que sigue la dieta Paleo, rica en carne, exclamó: "¡Ay!"

Imagen

El estudio no significa que la carne roja sea del todo mala o que sea mejor evitarla por completo, dijo el Dr. Hazen, el investigador principal. El Dr. Hazen es el presidente del departamento de medicina celular y molecular del Instituto de Investigación Lerner de la Clínica Cleveland, un centro médico académico sin fines de lucro. La carne contiene proteínas, por ejemplo, y vitaminas B, que son esenciales para la salud. Pero los hallazgos del estudio indicaron que la asociación que a menudo se observa entre el consumo de carne roja y el riesgo de enfermedad cardíaca podría estar relacionada con algo más que las grasas saturadas y el colesterol en las carnes rojas como la carne de res y el cerdo.

El Dr. Hazen comenzó su investigación hace cinco años con una expedición de pesca científica. Dirige un estudio de pacientes que acuden a la Clínica Cleveland para ser evaluados. A lo largo de los años, ha habido 10.000. Todos estaban en riesgo de enfermedad cardíaca y acordaron proporcionar muestras de sangre y ser monitoreados para que los investigadores supieran si algún paciente tuvo un ataque cardíaco o murió de enfermedad cardíaca en los tres años posteriores a la primera visita. Esas muestras le permitieron buscar pequeñas moléculas en la sangre para ver si alguna estaba asociada con ataques cardíacos o muertes.

Ese estudio y una serie de experimentos adicionales llevaron al descubrimiento de que una sustancia de carne roja que nadie había sospechado, la carnitina, parecía ser la culpable. La carnitina se encuentra en la carne roja y recibe su nombre de la palabra latina carnis, la raíz de carnívoro, dijo Hazen. También se encuentra en otros alimentos, anotó, incluidos el pescado y el pollo e incluso los productos lácteos, pero en cantidades más pequeñas. La carne roja, dijo, es la fuente principal, y para muchas personas que comen mucha carne roja, puede ser una preocupación.

Los investigadores encontraron que la carnitina no era peligrosa por sí misma. En cambio, el problema surgió cuando fue metabolizado por bacterias en los intestinos y terminó como TMAO en la sangre.

Eso llevó al estudio de comer bistecs. Resultó que un par de horas después de que un carnívoro habitual comiera un bistec, los niveles de TMAO en la sangre se dispararon.

Pero el resultado fue bastante diferente cuando un vegano se comió un bistec. Los investigadores habían planteado la hipótesis de que los veganos no tendrían tantas bacterias intestinales necesarias para producir TMAO y, de hecho, prácticamente no aparecía TMAO en la sangre del vegano después de consumir un bistec.

"No esperábamos ver una diferencia tan dramática", dijo el Dr. Hazen.

Luego, los investigadores les dieron a los carnívoros dosis de antibióticos para eliminar casi todas las bacterias intestinales. Después de eso, ya no tenían TMAO en la sangre ni después de consumir carne roja ni pastillas de carnitina. Eso significaba, dijo, que el efecto realmente se debía a las bacterias intestinales.

Luego, los investigadores intentaron determinar si las personas con niveles altos de carnitina o TMAO en sangre tenían un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Analizaron la sangre de más de 2.500 personas y preguntaron si los niveles de carnitina o TMAO predecían ataques cardíacos independientemente de los factores de riesgo tradicionales como fumar, colesterol alto y presión arterial. Tanto la carnitina como el TMAO lo hicieron. Pero tras un análisis más detallado, descubrieron que el efecto se debía únicamente al TMAO.

La teoría de los investigadores, basada en sus estudios de laboratorio, es que el TMAO permite que el colesterol penetre en las paredes de las arterias y también evita que el cuerpo excrete el exceso de colesterol.

Pero, ¿qué tiene la carnitina que gusta a las bacterias? La respuesta, dijo el Dr. Hazen, es que las bacterias lo usan como combustible.

Dijo que le preocupan las bebidas energéticas que contienen carnitina. La carnitina a menudo se agrega a las bebidas con el supuesto de que acelerará el metabolismo de las grasas y aumentará el nivel de energía de una persona, dijo el Dr. Hazen.

El Dr. Robert H. Eckel, profesor de medicina en la Universidad de Colorado y ex presidente de la Asociación Estadounidense del Corazón, estaba preocupado por cómo la carnitina podría estar afectando a los culturistas y atletas que a menudo la toman porque creen que desarrolla músculo.

Esos suplementos, dijo el Dr. Hazen, "dan miedo, especialmente para nuestros niños".

Sin embargo, el Dr. Hazen se ha tomado en serio sus hallazgos. Solía ​​comer carne roja varias veces a la semana, alrededor de 12 onzas a la vez. Ahora, dijo, lo come una vez cada dos semanas y no consume más de 4 a 6 onzas a la vez.


Si toma este popular suplemento, su corazón puede estar en riesgo, según un estudio

Tomar esta tableta ampliamente utilizada podría tener efectos adversos para la salud de algunas personas.

Shutterstock

Millones de personas usan suplementos dietéticos por sus supuestos beneficios para la salud, lo que constituye una industria de casi $ 37 mil millones en los EE. UU. A partir de 2021, informa IBISWorld. Pero una pastilla diaria popular podría estar creando serios problemas para las personas que ni siquiera son conscientes del peligro. Según un nuevo estudio de la Universidad de Georgia, el aceite de pescado puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca en algunos, dependiendo de su composición genética. Siga leyendo para ver lo que esto podría significar para usted, y para obtener más información sobre los suplementos que debe evitar, consulte Esta es la vitamina que nunca debe tomar, dicen los médicos.

Shutterstock

Un equipo de científicos de la Universidad de Georgia se propuso determinar los efectos del aceite de pescado en la salud del corazón al examinar cuatro grasas que se encuentran en la sangre: colesterol total, lipoproteínas de alta densidad, lipoproteínas de baja densidad y triglicéridos. Para hacer esto, utilizaron datos de 70,000 pacientes, dividiéndolos en dos grupos: aquellos que tomaron suplementos de aceite de pescado (alrededor de 11,000 pacientes) versus aquellos que no lo hicieron. Luego, realizaron una exploración de todo el genoma.

Los resultados, que fueron publicados en la revista PLOS Genetics, mostró que después de 64 millones de pruebas, existía una "variación significativa" en el gen GJB2. Para aquellos con el genotipo AG, tomar aceite de pescado disminuyó los triglicéridos, mientras que los pacientes con el genotipo AA que tomaron aceite de pescado vieron sus niveles de triglicéridos aumentar ligeramente. "Los triglicéridos altos pueden contribuir al endurecimiento de las arterias o al engrosamiento de las paredes arteriales (arteriosclerosis), lo que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y enfermedad cardíaca", explica la Clínica Mayo.

Y para aquellos que están preocupados por sus tickers, consulte Si no puede hacer esto en 90 segundos, su corazón está en peligro, dice un estudio.

Shutterstock / Farion_O

Los investigadores dicen que los resultados plantean dudas sobre el uso diario tradicional de los aceites de pescado, que contienen los ácidos grasos omega-3, ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico, que durante mucho tiempo se han considerado útiles para mantener un corazón sano.

"Sabemos desde hace algunas décadas que un nivel más alto de ácidos grasos omega-3 en la sangre se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardíaca". Kaixiong Ye, PhD, autor del estudio, dijo en un comunicado. "Lo que encontramos es que la suplementación con aceite de pescado no es buena para todos, depende de su genotipo. Si tiene antecedentes genéticos específicos, la suplementación con aceite de pescado le ayudará a reducir sus triglicéridos. Pero si no tiene ese genotipo correcto, tome un el suplemento de aceite de pescado en realidad aumenta los triglicéridos ". Y para obtener actualizaciones más importantes sobre las píldoras, consulte La FDA acaba de emitir una nueva advertencia sobre estos analgésicos de venta libre.

Shutterstock

Si bien los resultados mostraron que algunas personas no obtendrán beneficios para la salud al tomar aceite de pescado a diario, los investigadores señalan que los hallazgos también arrojan una nueva luz sobre estudios anteriores que encontraron que los ácidos grasos omega-3 no son efectivos para promover la salud del corazón. "Una posible explicación es que esos ensayos clínicos no consideraron los genotipos de los participantes", explicó Ye en un comunicado. "Algunos participantes pueden beneficiarse y otros no, así que si los mezcla y hace el análisis, no verá el impacto".

Y para recibir más consejos de salud y noticias directamente en su bandeja de entrada, suscríbase a nuestro boletín diario.

Shutterstock / gopixa

Afortunadamente, averiguar si tiene o no la estructura genética adecuada para beneficiarse de un régimen de aceite de pescado no es tan difícil como parece. Los autores del estudio señalan que los resultados de las empresas de pruebas genómicas fácilmente disponibles pueden hacer que los datos sin procesar estén disponibles para los clientes y, aunque la variante específica no está incluida en la mayoría de los informes, puede buscar el genotipo con el ID de variante rs112803755 (A & gtG). .

"Personalizar y optimizar las recomendaciones de suplementos de aceite de pescado basadas en la composición genética única de una persona puede mejorar nuestra comprensión de la nutrición y conducir a mejoras significativas en la salud y el bienestar humanos", concluyó Ye. Y para obtener más información sobre otras formas en que las píldoras diarias podrían afectar su salud, consulte Si no puede dormir, este medicamento común podría ser el motivo, dice un estudio.


Revisión de la dieta: dieta Paleo para bajar de peso

La dieta Paleolítica o “Paleo” busca abordar los males del siglo XXI revisando la forma en que los humanos comían durante la era Paleolítica hace más de 2 millones de años. Los defensores de Paleo afirman que debido a que nuestra genética y anatomía han cambiado muy poco desde la Edad de Piedra, deberíamos comer alimentos disponibles durante ese tiempo para promover la buena salud. Nuestros predecesores usaban herramientas de piedra simples que no eran lo suficientemente avanzadas para cultivar y cultivar plantas, por lo que cazaban, pescaban y recolectaban plantas silvestres para alimentarse. Si vivían lo suficiente, se creía que experimentaban menos enfermedades modernas como diabetes, cáncer y enfermedades cardíacas debido a una dieta constante de carnes magras y alimentos vegetales junto con un alto nivel de actividad física de la caza intensiva. Sin embargo, la esperanza de vida de nuestros predecesores era solo una fracción de la de las personas de hoy.

La popularidad de la dieta Paleo, que alcanzó su punto máximo en 2014, atrajo el creciente deseo de los consumidores de comer de manera más saludable y saber de dónde provenían sus alimentos. [1]

Cómo funciona

La dieta Paleo, también conocida como dieta del hombre de las cavernas o de la Edad de Piedra, incluye carnes magras, pescado, frutas, verduras, nueces y semillas. Los defensores de la dieta enfatizan la elección de frutas y verduras de bajo índice glucémico. Existe un debate sobre varios aspectos de la dieta Paleo: qué alimentos existían realmente en ese momento, la variación en las dietas según la región (por ejemplo, tropical frente al Ártico), cómo las frutas y verduras de hoy en día se parecen poco a las versiones silvestres prehistóricas, y desacuerdo entre los entusiastas de la dieta Paleo sobre lo que se incluye / excluye de la dieta. Debido a estas diferencias, no existe una dieta Paleo "verdadera".

Por ejemplo, aunque se registró que las papas blancas estaban disponibles durante la era Paleolítica, generalmente se evitan en la dieta Paleo debido a su alto índice glucémico. Los alimentos procesados ​​también están técnicamente fuera de los límites debido al énfasis en los alimentos frescos, pero algunas dietas Paleo permiten frutas y verduras congeladas porque el proceso de congelación conserva la mayoría de los nutrientes.

En general, la dieta es alta en proteínas, moderada en grasas (principalmente de grasas insaturadas), baja-moderada en carbohidratos (restringiendo específicamente los carbohidratos de alto índice glucémico), alta en fibra y baja en sodio y azúcares refinados. [2] Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (incluidas las grasas omega-3 EPA y DHA) provienen de pescado marino, aguacate, aceite de oliva y nueces y semillas.

La carne de res alimentada con pasto a menudo se destaca en la dieta, que se promueve por contener más grasas omega-3 que la carne de res convencional (debido a que se alimenta con pasto en lugar de grano). Contiene pequeñas cantidades de ácido alfa-linolénico (ALA), un precursor de EPA y DHA. Sin embargo, solo una pequeña proporción de ALA se puede convertir en el cuerpo en ácidos grasos omega-3 de cadena larga (EPA y DHA). La cantidad de omega-3 también es muy variable según el régimen de alimentación exacto y las diferencias en el metabolismo de las grasas entre las razas de ganado. [3] En general, la cantidad de omega-3 en la carne de res alimentada con pasto es mucho menor que en el pescado marino graso. [3] El salmón cocido contiene 1000-2000 mg de EPA / DHA por porción de 3 onzas, mientras que 3 onzas de carne de res alimentada con pasto contiene aproximadamente 20-200 mg de ALA.

El siguiente es un resumen de los alimentos generalmente permitidos en la dieta:

  • Permitido:Carnes magras frescas, pescado, mariscos, huevos, nueces, semillas, frutas, verduras, aceite de oliva, aceite de coco y pequeñas cantidades de miel. Ciertas hortalizas de raíz como las batatas y la mandioca pueden permitirse con moderación debido a su alto contenido de nutrientes.
  • No permitido:Granos integrales, cereales, granos refinados y azúcares, productos lácteos, papas blancas, legumbres (maní, frijoles, lentejas), alcohol, café, sal, aceites vegetales refinados como canola y la mayoría de los alimentos procesados ​​en general.
  • No se enfatiza el conteo de calorías y el tamaño de las porciones. Algunos planes permiten algunas comidas "trampa" que no son Paleo a la semana, especialmente al comenzar la dieta por primera vez, para mejorar el cumplimiento general.

La investigación hasta ahora

Algunos ensayos controlados aleatorios han demostrado que la dieta Paleo produce mayores beneficios a corto plazo que las dietas basadas en las pautas nutricionales nacionales, que incluyen una mayor pérdida de peso, reducción de la circunferencia de la cintura, disminución de la presión arterial, aumento de la sensibilidad a la insulina y mejora del colesterol. Sin embargo, estos estudios fueron de corta duración (seis meses o menos) con un número pequeño de participantes (menos de 40). [4-6]

Un ensayo controlado aleatorio más grande siguió a 70 mujeres suecas posmenopáusicas con obesidad durante dos años, que fueron sometidas a una dieta Paleo o una dieta de Recomendaciones de Nutrición Nórdica (NNR). [7] La ​​dieta Paleo proporcionó el 30% de las calorías totales de proteínas, el 40% de grasas (principalmente grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas) y el 30% de carbohidratos. Incluía carnes magras, pescado, huevos, verduras, frutas, bayas, nueces, aguacate y aceite de oliva. La dieta NNR proporcionó menos proteínas y grasas pero más carbohidratos con 15% de proteína, 25-30% de grasa y 55-60% de carbohidratos, incluidos alimentos similares a la dieta Paleo, pero también productos lácteos bajos en grasa y granos ricos en fibra. Ambos grupos disminuyeron significativamente la masa grasa y la circunferencia del peso a los 6 y 24 meses, y la dieta Paleo produjo una mayor pérdida de grasa a los 6 meses pero no a los 24 meses. Los niveles de triglicéridos disminuyeron más significativamente con la dieta Paleo a los 6 y 24 meses que con la dieta NNR.

Peligros potenciales

  • Planificación de comidas. Debido a que la dieta se basa en gran medida en alimentos frescos, espere un compromiso de tiempo para planificar, comprar, preparar y cocinar las comidas. Esto puede ser un desafío para los estilos de vida ocupados o para aquellos con menos experiencia en la cocina.
  • Mayor costo. Las carnes, el pescado y los productos frescos tienden a ser más caros que las versiones procesadas, como las congeladas o enlatadas.
  • Excluyendo alimentos. La exclusión de categorías enteras de alimentos que se consumen comúnmente, como los cereales integrales y los lácteos, requiere una lectura frecuente de las etiquetas en el supermercado y en los restaurantes. También puede aumentar el riesgo de deficiencias tales como calcio, vitamina D y vitaminas B, si estos nutrientes no se ingieren constantemente de los alimentos permitidos o de un suplemento vitamínico. Por ejemplo, hay algunos alimentos no lácteos ricos en calcio que el cuerpo absorbe bien, como la col y las hojas de nabo o las sardinas con hueso enlatadas y el salmón, pero tendría que comer cinco o más porciones de estas verduras y espinas de pescado al día. para satisfacer las necesidades de calcio recomendadas. (Tenga en cuenta que algunas verduras como la espinaca que se promocionan como ricas en calcio también contienen oxalatos y fitatos que se unen al calcio, por lo que en realidad se absorbe muy poco). Un pequeño estudio de intervención a corto plazo de participantes sanos mostró una disminución del 53% con respecto al valor inicial en la ingesta de calcio después de seguir una dieta Paleo durante tres semanas. [8] Además, la exclusión de los cereales integrales puede resultar en un consumo reducido de nutrientes beneficiosos como la fibra y, por lo tanto, puede aumentar el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas.
  • Preocupaciones para la salud por una ingesta elevada de carne. Varios estudios han demostrado que una ingesta elevada de carne roja está relacionada con un mayor riesgo de muerte, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Preguntas sin respuesta

  • ¿Existe la posibilidad de deficiencias de nutrientes, como calcio y vitamina D, al seguir esta dieta durante más de un año que pueda hacerla inapropiada para ciertos grupos en riesgo (por ejemplo, aquellos con osteopenia u osteoporosis existente o en alto riesgo)?
  • ¿Existen efectos secundarios negativos a largo plazo por omitir grupos enteros de alimentos, especialmente si la dieta no se elabora cuidadosamente para incluir los nutrientes de los alimentos omitidos?
  • ¿Es esta dieta segura y beneficiosa para todos (por ejemplo, población generalmente sana, personas de mayor riesgo con enfermedades crónicas, ancianos)?

Línea de fondo

La dieta Paleo incluye alimentos frescos integrales ricos en nutrientes y alienta a los participantes a alejarse de los alimentos altamente procesados ​​que contienen sal agregada, azúcar y grasas no saludables. Sin embargo, la omisión de cereales integrales, lácteos y legumbres podría llevar a una ingesta subóptima de nutrientes importantes. La naturaleza restrictiva de la dieta también puede dificultar que las personas se adhieran a dicha dieta a largo plazo. Se necesitan más estudios de alta calidad que incluyan ensayos controlados aleatorios con un seguimiento de más de un año que comparen la dieta Paleo con otras dietas para bajar de peso para mostrar un beneficio directo para la salud de la dieta Paleo. En este momento, no se pueden hacer recomendaciones sólidas para la dieta Paleo para bajar de peso.

Relacionado

  1. Chang ML, Nowell A. Cómo hacer sopa de piedra: ¿Es la “dieta Paleo” una oportunidad perdida para los antropólogos ?. Antropología evolutiva: problemas, noticias y reseñas. 25 de septiembre de 2016 (5): 228-31.
  2. Tarantino G, Citro V, Finelli C. Exageración o realidad: los pacientes con NAFLD relacionado con el síndrome metabólico deberían estar en la dieta de cazadores-recolectores (Paleo) para disminuir la morbilidad.J. Gastrointestin. Enfermedad hepática. 124 de septiembre de 2015 (3): 359-68.
  3. Daley CA, Abbott A, Doyle PS, Nader GA, Larson S. Una revisión de los perfiles de ácidos grasos y el contenido de antioxidantes en la carne de res alimentada con pasto y con granos. Diario de nutrición. 9 de diciembre de 2010 (1): 10.
  4. Manheimer EW, van Zuuren EJ, Fedorowicz Z, Pijl H. Nutrición paleolítica para el síndrome metabólico: revisión sistemática y metanálisis, 2. La revista americana de nutrición clínica. 2015 agosto 12102 (4): 922-32.
  5. Masharani U, Sherchan P, Schloetter M, Stratford S, Xiao A, Sebastian A, Kennedy MN, Frassetto L.Efectos metabólicos y fisiológicos de consumir una dieta de tipo cazador-recolector (Paleolítico) en la diabetes tipo 2. Revista europea de nutrición clínica. 69 de agosto de 2015 (8): 944.
  6. Obert J, Pearlman M, Obert L, Chapin S. Estrategias populares de pérdida de peso: una revisión de cuatro técnicas de pérdida de peso. Informes actuales de gastroenterología. 119 (12) de diciembre de 2017: 61.
  7. Mellberg C, Sandberg S, Ryberg M, Eriksson M, Brage S, Larsson C, Olsson T, Lindahl B. Efectos a largo plazo de una dieta de tipo paleolítico en mujeres obesas posmenopáusicas: un ensayo aleatorizado de 2 años. Revista europea de nutrición clínica. 2014 marzo 68 (3): 350.
  8. Österdahl M, Kocturk T, Koochek A, Wändell PE. Efectos de una intervención a corto plazo con una dieta paleolítica en voluntarios sanos. Revista europea de nutrición clínica. 2008 May62 (5): 682.

Condiciones de uso

El contenido de este sitio web tiene fines educativos y no pretende ofrecer asesoramiento médico personal. Debe buscar el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una condición médica. Never disregard professional medical advice or delay in seeking it because of something you have read on this website. The Nutrition Source does not recommend or endorse any products.


What do you like about the paleo diet?

It is high in fiber, potassium and antioxidants while being low in simple carbohydrates, sodium and sugar. It emphasizes local, sustainable, organic and non-GMO foods and grass-fed meat options. It discourages foods that are processed or have artificial ingredients and colorings. It encourages foods that make the body work hard to obtain calories while providing nutrients that optimize efficient use of those calories. It may kick-start weight loss and, at least in the short-term, improve blood sugar and lipid profiles.


A good resource for achieving dietary balance is ChooseMyPlate.gov from the U.S. Department of Agriculture.


Keto diet could be bad for your heart, researchers say

The side effects to the Keto diet

One major side effect to the Keto diet has been ‘Keto Crotch,’ but here is a list of other side effects to the popular diet.

The ketogenic or “keto” diet is a popular diet trend that involves eating high amounts of fats and protein while limiting carbohydrate intake.

While there are said to be some benefits of this diet, such as reducing appetite and lowering blood sugar levels, the findings of a new meta-analysis suggest that this diet trend could be bad for heart health.

Researchers at National Jewish Health reviewed the findings of past scientific studies on ketogenic as well as intermittent fasting diets, finding that while both “do seem to help people lose weight in the short-term, and modest evidence suggests they may contribute to cardiovascular health,” they wrote in a news release regarding the findings, “these diets also allow consumption of foods that are known to increase cardiovascular risk and are unlikely to be as effective at preventing heart disease as well-established nutritional guidelines currently recommended by health experts.”

(For reference, those who follow the keto diet eat to put the body into ketosis, what researchers defined as “a metabolic state in which it has reduced access to glucose and is instead mostly fueled by fat.")

What’s more, while the researchers said the keto diet does help those following it to initially lose weight, data shows it “tends to not be sustainable” after a year’s time.

“It is also unclear whether the weight loss is caused by ketosis or simply by calorie restriction,” they noted.

More specifically in regards to heart health, the researchers pointed to the amount of fat consumed by those following the keto diet — particularly saturated fat, “which is associated with an increased risk of heart disease and high lipid levels in the blood,” they noted.

“There is also evidence that eating a keto diet for an extended period of time may lead to stiffening of the arteries, and several studies found that those who eat a keto diet have a greater risk of death,” per the release.

That said, there may be some benefits of the keto diet for those who suffer from diabetes, “with studies showing improved glucose levels, as well as lower fasting glucose and insulin levels in mice, fed a keto diet,” they wrote. However, more research is needed to confirm the reported benefits, and “before keto is clinically recommended.”

As for intermittent fasting, the researcher said some animal studies have shown benefits such as increased longevity, weight loss, and decreased blood pressure. However, “experts also worry that the hunger induced by fasting causes many people to overeat when it is time for meals, or make unhealthy choices that have adverse effects on their cardiovascular health.”

“The potential risks of intermittent fasting that require further study include effects of starvation and how it may impact organ function,” said Dr. Andrew Freeman, the director of cardiovascular prevention and wellness at National Jewish Health and co-author of the study, in a statement.

“With diets like keto and intermittent fasting, social and popular media has been flooded with claims, promises, and warnings that are at best unverified and at worst harmful to your health,” Freeman continued. “Diets recommended by health experts, such as plant-based and Mediterranean diets, have been extensively studied for safety and efficacy, and demonstrated conclusively to improve cardiovascular health.”


How Your Dentist Can Save Your Heart

Put off the dentist and your smile isn&rsquot the only thing that can suffer: Poor oral hygiene could hurt your heart health, suggests a new study from Finland.

After examining the teeth and the arteries of more than 500 people, the researchers discovered that those need of a root canal were nearly 3 times more likely to have acute coronary syndrome&mdasha clogging of the heart&rsquos arteries that can cause a heart attack&mdashthan patients with healthy teeth.

You need a root canal if you develop a root tip infection in the pulp, or the tissue in the center of your tooth. One of the most common causes of this is a deep decay, often due to a cavity that&rsquos left untreated and worsens.

The bacteria from your tooth infection can spread to other areas of your body, says study author John Liljestrand, D.D.S.

That includes your heart: And if it&rsquos already damaged&mdashsay, due to heart disease&mdashthat bacteria can spark a serious infection in your heart called endocarditis.

What&rsquos more, your body reacts to the bacteria by ramping up system-wide inflammation to fight it off, says Dr. Liljestrand. And that&rsquos a problem even for guys with no known heart problems.

Too much inflammation can lead to the development of plaque in the arteries and blood vessels, which can weaken or damage your heart.

This can create blood clots that lead to heart attack or stroke, according to the American Heart Association.

Root tip infections are pretty common&mdashthe American Association of Endodontists performs more than 15 million root canals every year. Guys of any age are at risk.

Problem is, lots of people don&rsquot know they have one: Many times, there aren&rsquot symptoms because the tooth is already &ldquodead&rdquo and no longer has access to a blood supply&mdashmeaning it can no longer feel pain&mdashso they&rsquore usually only spotted by x-ray, says Dr. Liljestrand.

That makes your regular dentist appointment even more important. Your cleanings and examinations should be determined by your dentist, but for many people an exam once a year is usually enough, says Dr. Liljestrand.

This will allow your dentist to get a good look at your teeth&rsquos health, which will help him determine how often you should receive x-rays. Usually, most guys get them once a year, says Dr. Liljestrand.

But it does vary depending on your medical and oral history.

If you&rsquove had many fillings and gum disease in the past, or smoke and chew tobacco, your dentist may recommend getting an x-ray done every six months during your checkup instead, according to the American Dental Association.

In between visits, keep your mouth healthy by brushing twice a day and cleaning between your teeth daily, says Dr. Liljestrand.

This will cut your risk of developing cavities that, if left untreated, can spark your need for a root canal.


Ketogenic diet: What are the risks?

Fad diets often come with big promises of weight loss and optimum health, but at what risks? University of Chicago Medicine Ingalls Memorial dietitians say the ketogenic or keto diet, which has gained popularity in the last several years, is extremely strict and difficult to maintain.

What is the keto diet?

Rachel Kleinman, RDN, LDN, clinical dietitian at Ingalls, said the keto diet is primarily used to manage seizures in children with epilepsy. Research on the diet&rsquos effectiveness in treating obesity or diabetes is limited.

What is ketosis?

Ketosis is a metabolic adaptation to allow the body to survive in a period of famine. Your body will break down ketone bodies, a type of fuel the liver produces from fat, instead of sugar or glucose from carbohydrates.

To achieve ketosis, the diet requires you eat 75 percent of your calories from fat, compared to 20-35 percent normally. It also requires 5 percent of calories from carbohydrates, about 20-50 grams per day, and 15 percent of calories from protein. Kleinman said it takes about 72 hours for ketosis to kick in. &ldquoIt&rsquos really an all or nothing diet,&rdquo Kleinman said.

People following the keto diet should be eating foods like fatty fish, eggs, dairy, meat, butter, oils, nuts, seeds and low-carb vegetables. &ldquoFat bombs&rdquo like unsweetened chocolate or coconut oil can help people reach their daily goals for fat intake. Keto-compliant foods like red meats and nuts can be costly, Kleinman said. Keto-branded products like keto coffee and other supplemental products are also both costly and unnecessary.

Is the keto diet healthy?

Wellness Dietitian Mary Condon, RN, LDN, said the keto diet may result in weight loss and lower blood sugars, but it&rsquos a quick fix. &ldquoMore often than not, it&rsquos not sustainable. Oftentimes weight gain may come back, and you&rsquoll gain more than what you lost,&rdquo Condon said.

Condon said you should always consult your primary care doctor before starting any new diet.

What are the dangers of the keto diet?

&ldquoIf you are on diabetic medication that causes low blood sugar, those meds may need to be adjusted within a few days,&rdquo Condon said. &ldquoThere are heart-healthy sources of fat, however if that person is not educated on heart-healthy sources of fat, they may consume excessive amounts of saturated fats that can increase your risk of heart disease,&rdquo Condon said.

Is the keto diet safe?

The keto diet could cause low blood pressure, kidney stones, constipation, nutrient deficiencies and an increased risk of heart disease. Strict diets like keto could also cause social isolation or disordered eating. Keto is not safe for those with any conditions involving their pancreas, liver, thyroid or gallbladder.

Kleinman said someone new to the keto diet can also experience what&rsquos called the &ldquoketo flu&rdquo with symptoms like upset stomach, dizziness, decreased energy, and mood swings caused by your body adapting to ketosis.

Is the keto diet bad for you?

Both Condon and Kleinman said they wouldn&rsquot recommend the keto diet to their patients because it is ultimately not realistic or sustainable. The diet restricts fresh fruits and vegetables, whole grains and low fat dairy that can help with long term weight loss and overall health.

&ldquoThere&rsquos not one diet that&rsquos good for everyone,&rdquo Kleinman said. &ldquoDo your research, consult a dietitian, discuss with your doctor, and make sure you&rsquore being safe.&rdquo

Call the Health and Nutrition Experts at UChicago Medicine Ingalls Memorial at 708-915-8850 to discuss nutrition counseling programs offered to meet your personalized needs.

Sign Up for Our Health & Wellness Newsletter

Our health and science e-newsletter features articles on trending health topics and insight from UChicago Medicine experts.

About Natalie Helms

Natalie Helms is a marketing communications specialist at UChicago Medicine Ingalls Memorial.