Nuevas recetas

La cerveza artesanal enlatada crea un regreso

La cerveza artesanal enlatada crea un regreso

¿No puedes pensar en la idea de la cerveza en lata? Puedes 'puedes' con cerveza artesanal enlatada

Aunque los clientes pueden disfrutar de la cerveza artesanal directamente de la lata, las cervecerías sugieren verterla en una taza (como hacen con las botellas) para disfrutar de la experiencia completa.

El cambio de imagen de la cerveza artesanal está demostrando que la belleza exterior impacta positivamente en la belleza interior.

Según Associated Press, en 2002, solo una cervecería artesanal utilizaba latas. Hoy, 300 cervecerías ofrecen unas 1.000 cervezas en lata, según CraftCans.com. Este cambio de imagen de la lata física, que viene tanto en empaques regulares tipo refresco como en latas pelables (piense en una sopa para microondas), maximiza el sabor.

"La cerveza artesanal en latas se está volviendo cada vez más común", dijo Brian Thiel, gerente de ventas regional de la empresa de envasado Crown Holdings. Dice que el estigma asociado con las latas de cerveza está siendo reemplazado lentamente por una atractiva idea retro.

La primera cerveza enlatada se ofreció con instrucciones prácticas en Richmond, Virginia, en 1935, un envase que revolucionó la industria de la cerveza. Krueger's Cream Ale fue una de las marcas populares, pero los estadounidenses pronto volvieron a la cerveza embotellada, dejando el futuro de la lata en el limbo. Desde entonces, la cerveza en lata ha conservado una connotación algo negativa. Pero con el regreso de las latas retro para la cerveza artesanal, un grupo diferente de compradores puede acceder a combinaciones únicas de sabores.

CraftCans.com tranquiliza a los consumidores de que la cerveza no sabe a lata de aluminio debido al revestimiento de polímero a base de agua. El sitio también enumera los beneficios del enlatado de cerveza artesanal; son mejores para conservar el sabor porque están sellados a la luz, son más respetuosos con el medio ambiente y son más fáciles de reciclar, y su envío es más barato para las cervecerías porque no se rompen como el vidrio. Así que este verano, relájate con una cerveza artesanal vertida en un vaso o un sorbo directo de una lata, y rompe el estigma de la cerveza enlatada.


Motivo del bloqueo: El acceso desde su área se ha limitado temporalmente por razones de seguridad.
Tiempo: Sáb, 22 de mayo de 2021 16:58:12 GMT

Sobre Wordfence

Wordfence es un complemento de seguridad instalado en más de 3 millones de sitios de WordPress. El propietario de este sitio utiliza Wordfence para administrar el acceso a su sitio.

También puede leer la documentación para obtener más información sobre las herramientas de bloqueo de Wordfence & # 039s, o visitar wordfence.com para obtener más información sobre Wordfence.

Generado por Wordfence el sábado 22 de mayo de 2021 a las 16:58:12 GMT.
El tiempo de su computadora:.


¿Qué es la carbonatación natural?

La carbonatación natural resulta del proceso de fermentación. La fermentación produce alcohol y dióxido de carbono a medida que la levadura digiere el azúcar del mosto. Aunque la mayor parte del dióxido de carbono se escapa durante la fermentación, el cervecero sellará la cerveza en un recipiente cuando esté casi completa. Así es como se utiliza la carbonatación natural para carbonatar la cerveza en los recipientes de la cervecería y en las barricas.

Otra forma de utilizar la carbonatación natural es en botella. En este caso, la cerveza se deja fermentar por completo. Se deja sin filtrar, lo que deja la levadura activa suspendida en él. Luego se agrega una pequeña cantidad de azúcar en el momento del embotellado. Una vez que las botellas están selladas y la levadura comienza a actuar sobre el azúcar, la cerveza libera dióxido de carbono y lo absorbe.


Motivo del bloqueo: El acceso desde su área se ha limitado temporalmente por razones de seguridad.
Tiempo: Sáb, 22 de mayo de 2021 16:58:12 GMT

Sobre Wordfence

Wordfence es un complemento de seguridad instalado en más de 3 millones de sitios de WordPress. El propietario de este sitio utiliza Wordfence para administrar el acceso a su sitio.

También puede leer la documentación para obtener más información sobre las herramientas de bloqueo de Wordfence & # 039s, o visitar wordfence.com para obtener más información sobre Wordfence.

Generado por Wordfence el sábado 22 de mayo de 2021 a las 16:58:12 GMT.
El tiempo de su computadora:.


Cómo preparar cerveza

Esta guía le dice exactamente cómo hacer su primer lote de cerveza con solo un puñado de equipos e ingredientes especiales.

Hacer cerveza en casa es más fácil de lo que piensas. ¡Solo requiere un puñado de equipos asequibles e ingredientes especiales y es una excelente manera de aprender una nueva habilidad mientras impresiona a sus amigos!

A diferencia de las recetas de cocina que se espera que tomen unas pocas horas como máximo, las recetas de cerveza tienen una línea de tiempo que es más como cuatro semanas de principio a fin. Si bien la espera puede ser larga, no se necesita mucho trabajo para preparar su propia cerveza a partir de extracto de malta. Usted & aposll necesita algunos ingredientes especiales y piezas de equipo que se pueden pedir & # xA0online & # xA0o en una tienda & # xA0local de elaboración de cerveza casera.

Hay tres fases principales en el proceso de elaboración de la cerveza: elaboración del mosto, fermentación y envasado. La elaboración de mosto es el paso que requiere más trabajo por parte del cervecero, ya que crea una solución perfecta para que la levadura de cerveza y aposs se convierta en una cerveza sabrosa. Durante la elaboración del mosto, los azúcares fermentables de la malta se combinan con el sabor y las propiedades antioxidantes del lúpulo. El siguiente paso es la fermentación, el momento en que una levadura especial para fermentar el mosto convierte el azúcar en dióxido de carbono (CO2) y alcohol etílico (etanol) para hacer cerveza. Mientras ocurre la fermentación, el cervecero no requiere ninguna acción porque la levadura hace todo el trabajo. El paso final de la elaboración de la cerveza es el envasado. En la mayoría de los casos, la cerveza casera irá en botellas, pero también puede ir en botellas grandes llamadas gruñidores o barriles para servir en barril. Se agrega una pequeña cantidad de azúcar a la cerveza antes de que entre en botellas individuales. ¡Este azúcar actúa como alimento para la levadura en la cerveza que convierte en el CO2 que esperamos en la cerveza! Sí, todas esas burbujas en su preparación final son de un bocadillo de levadura.

Lo que necesitará: los ingredientes clave

Antes de comenzar el proceso de elaboración de la cerveza, primero debe comprender los cuatro ingredientes clave necesarios para preparar un lote de cerveza: agua, azúcar fermentable, lúpulo y levadura. Cada ingrediente es parte integral de la receta y debe cocinarse de cierta manera para producir un lote de infusión exitoso. Comprender sus cualidades básicas y cómo cada ingrediente debe reaccionar con los demás es un aspecto importante de la elaboración de cerveza.

Agua: El agua constituye el 90 por ciento de la preparación, por lo que usar agua sabrosa hace una gran diferencia. Si el agua del grifo de su casa le sabe bien, entonces está bien usarla para la elaboración de cerveza. Si no le gusta el sabor del agua del grifo, puede usar agua embotellada o destilada. Si usa agua del grifo, primero hiérvala para evaporar el cloro y otros productos químicos que pueden interferir con el proceso de elaboración. Deje que el agua se enfríe antes de usarla.

Azúcar fermentado: La cebada malteada es el ingrediente comúnmente utilizado para completar la cuota de azúcar en una receta de elaboración casera. Algunos cerveceros sustituirán por un porcentaje de maíz, arroz, trigo u otros granos para agregar un sabor más ligero a la cerveza. Los cerveceros principiantes deben comprar una forma lista para usar de cebada malteada llamada jarabe de malta o extracto de malta, en lugar de intentar maltear el grano desde cero, ya que es un proceso muy complejo y delicado. El uso de un extracto de malta garantizará que el azúcar fermentado se prepare de la manera correcta y actuará como sea necesario durante todo el proceso de elaboración de la cerveza.

Lúpulo: Los lúpulos son flores en forma de cono que se encuentran en una enredadera de lúpulo. Aportan un sabor amargo a la cerveza que equilibra la dulzura. El lúpulo también inhibe el deterioro y ayuda a mantener la "cabeza" (la parte superior espumosa cuando se sirve una cerveza) por más tiempo.

Levadura: Lo primero es lo primero: ¡no use levadura de pan para la elaboración de cerveza! La levadura de cerveza se cultiva especialmente para su uso en la elaboración de cerveza. La elaboración de cerveza se reduce a mezclar un puré de grano malteado (a menudo cebada) con lúpulo y luego fermentarlo con levaduras lager o ale. Hay dos categorías amplias de levadura de cerveza: ale y lager.

La levadura que elijas ayuda a determinar la preparación con la que terminas. Las lagers son ales ligeras, crujientes y doradas, más oscuras y más alcohólicas.

Las levaduras Ale son de fermentación superior, lo que significa que tienden a colgar en la parte superior de la garrafa mientras fermentan y descansan en la parte inferior después de que se haya producido la mayor parte de la fermentación. Las levaduras Ale no fermentarán activamente por debajo de 50 grados F (20 grados C). Las levaduras Lager son fermentadores inferiores y se usan mejor a una temperatura que varía de 55 grados F (25 grados C) a 32 grados F (0 grados C). Como sugieren sus nombres, el tipo de levadura utilizada juega un papel importante en influir en el tipo de cerveza que se elaborará. Sin embargo, no confíe en la levadura para definir la cerveza, ya que todos los ingredientes influyen en el sabor y el tipo de cerveza que creará.

Desinfectado para su protección

Antes de comenzar a elaborar cerveza, es posible que deba limpiar y desinfectar su equipo y el área de trabajo para evitar que se eche a perder y evitar los malos sabores de la cerveza. La situación más triste para un cervecero es esperar semanas para la fermentación solo para encontrar que la cerveza y el aposs están estropeados.

Para cada paso del proceso de elaboración de la cerveza, usted y aposll necesitarán dos tipos de limpiadores: uno para limpiar la suciedad y la mugre y otro limpiador para desinfectar las superficies. Es fácil que la cerveza se infecte con microbios en el aire o que se queden en el equipo de la cocina. Estos microbios pueden hacer que la cerveza sepa a vinagre o mantequilla agria, por lo que es muy importante que todo esté muy limpio para evitar esos sabores desagradables.

Desinfectante de grado alimenticio exclusivo como & # xA0Star San

Hierba de cerveza

Ingredientes

Hervidor (al menos 4 galones, pero cuanto más grande, mejor)

Para esta receta de cerveza muy simple, los ingredientes básicos están disponibles en cualquier proveedor de cerveza casera. Lea acerca de los perfiles de pellets de lúpulo para elegir uno que tenga notas de sabor que le resulten atractivas. Su tetera puede ser una olla grande o una tetera especial solicitada a un proveedor de cerveza casera.

Fermentación

Ingredientes

3 galones de agua fría (y más para desinfectar)

Cualquier recipiente de 5 galones con tapa puede ser un fermentador, pero es importante que exista una manera de que el CO2 escape sin dejar que entre aire (que contiene microbios dañinos) en la cerveza. La mayoría de los fermentadores usarán una esclusa de aire para esto. Algunos fermentadores tienen la esclusa de aire incluida, mientras que otros requieren que se compre por separado, asegúrese de leer los detalles del producto.

La levadura Baker & aposs no funcionará para fermentar cerveza. Puede encontrar levadura seca de cerveza y aposs en línea por menos de $ 5 el paquete. Una levadura ale americana es una buena levadura de arranque porque tiene un sabor limpio y puede soportar temperaturas más altas, por lo que la cerveza no necesita estar en una cámara de fermentación enfriada.

Embalaje

Ingredientes

4 onzas de azúcar granulada

Tubería de silicona para bebidas (si el cubo de embotellado y el ferementador tienen un pico)

Sifón y bastón de trasiego (si el cubo de embotellado y el ferementador no tienen pico)

El equipo de especialidad para esta etapa es un cubo de embotellado y una línea de bebidas o un sifón y bastón de trasiego. Si puede encontrar un cubo de embotellado con pico, el proceso de embotellado será mucho más fácil. Si no, el bastón de trasiego clásico y el sifón están disponibles en todas las tiendas de cerveza casera, tanto en persona como en línea.

La tapa abatible y las botellas don & apost requieren la compra de una tapadora de botellas o tapas de botellas separadas. Son buenos para principiantes antes de decidirse a invertir en la elaboración casera como pasatiempo. Las botellas deben ser de color marrón para proteger la cerveza de la luz. Cuando la luz interactúa con algunos compuestos de la cerveza, puede crear un indeseable sabor a skunk.

El proceso de elaboración

Siga los pasos a continuación, divididos en las tres etapas principales de elaboración, para hacer su primera cerveza.

Hierba de cerveza

Limpia muy bien tu hervidor y una cuchara grande con un limpiador sin perfume. Asegúrate de enjuagar bien.

Ponga a hervir 2 galones de agua.

Agregue el extracto de malta agregando poco a poco para asegurarse de que el almíbar no se pegue al fondo o los lados del hervidor. Si esto sucede, el almíbar puede quemarse provocando sabores quemados e incluso metálicos en la cerveza final.

Una vez que haya mezclado todo el almíbar, vuelva a hervir el agua y agregue & # xBD onza de lúpulo. Hervir durante 55 minutos. Agregar los lúpulos hará que la mezcla forme espuma, prepárate para bajar el fuego y revuelve con la cuchara de metal para evitar que hierva.

Después de 55 minutos, agregue las 1 & # xBD onzas restantes de lúpulo y hierva durante 5 minutos. Nuevamente, observe la formación de espuma después de agregar lúpulo.

Llene el fregadero u otro recipiente lo suficientemente grande como para contener la tetera con agua y hielo para un baño de hielo.

Cuando el mosto haya terminado de hervir, retire la tetera del fuego y colóquela en su baño de hielo.

Mientras el mosto se enfría en el baño de hielo, prepárese para la fermentación.

Fermentación

Desinfecte su recipiente de fermentación, embudo y esclusa de aire limpios (si aún no estaban limpios, límpielos y desinfecte) asegurándose de que todas las superficies que tocará el mosto hayan sido desinfectadas.

Vierta el contenido del paquete de levadura en aproximadamente 1 taza de agua a temperatura ambiente. (Si usa levadura líquida, lea las instrucciones del paquete)

Vierta 3 galones de agua fría en el fermentador.

Use el embudo para verter el mosto enfriado en el fermentador. Agite el fermentador o use una cuchara bien desinfectada para mezclar el agua fría y el mosto enfriado, esto también ayudará a airear el mosto, lo que ayuda a que la levadura fermente.

& quot; Echa & quot; la levadura rociándola sobre la superficie del mosto.

Coloque la tapa sobre el fermentador. Llene la esclusa de aire con una solución desinfectante y agua y colóquela en el orificio o tapón según su fermentador. Guarde su fermentador en un lugar oscuro, a unos 65-70 & # xB0F.

Después de unas horas, notará burbujas en la esclusa de aire. Este burbujeo continuará durante cinco días a una semana y luego se calmará. Espere otra semana después de que desaparezca el burbujeo para envasar la cerveza.

Envasado (aproximadamente 14 días después del inicio de la fermentación)

Desinfecte las botellas sumergiéndolas en la solución desinfectante (asegúrese de mantenerlas debajo de la solución para que el agua entre en las botellas) durante 1 hora. También desinfecte su balde embotellador, un sifón y un bastón de trasiego si su balde embotellador y su fermentador don & apost tienen boquillas.

Hierva una taza de agua en una cacerola pequeña. Agregue el azúcar y continúe hirviendo durante 5 minutos. Vierta la mezcla en el cubo de embotellado. Es importante que mida exactamente su azúcar. Demasiado azúcar en esta fase podría resultar en demasiado CO2 en la botella, lo que puede hacer que las botellas exploten.

Coloque el fermentador lleno de cerveza en la encimera de la cocina y el cubo de embotellado en el suelo debajo de él.

Si su fermentador y balde embotellador tienen boquillas:

Asegúrese de que la boquilla de ambos cubos esté desinfectada. Puede usar una toalla de papel humedecida en desinfectante o una botella rociadora con una solución desinfectante.

Conecte un tubo desinfectado al pico del fermentador y coloque el mosto en el cubo de embotellado. La cerveza y la solución de azúcar se combinarán en esta etapa.

Separe el tubo y desinfecte de nuevo. Conecte el tubo al cubo de embotellado.

Coloque el cubo de embotellado en el mostrador y el otro extremo del tubo en una botella desinfectada. Pase la cerveza por el pico hacia la botella para llenarla hasta & # xBE desde la parte superior. Gire la parte superior cerrada y asegúrese de que esté bien sellada.

Repita en las botellas restantes hasta que no quede cerveza.

Si su fermentador y balde embotellador no tienen boquillas:

Fije el bastón de trasiego al sifón. Prepare el sifón llenándolo con agua del grifo. Apriete ambos extremos del sifón para evitar que se acabe el agua. Coloque un extremo del bastón de trasiego y sifónelo en una solución desinfectante y un extremo en un frasco vacío. Cuando la solución haya entrado en el sifón y haya expulsado toda el agua al frasco, pellizque ambos extremos y deje que el desinfectante se asiente en el sifón durante 5 minutos para volver a desinfectar el sifón. (Resista la tentación de soplar en el sifón con la boca para estimular el flujo).

Coloque un extremo del sifón desinfectado en el fermentador y el otro extremo en el frasco una vez que la cerveza haya comenzado a fluir a través del sifón, transfiera el extremo del sifón al balde de embotellado. Controle la velocidad a la que la cerveza se transfiere al cubo de embotellado pellizcando y soltando el sifón con los dedos (o use una abrazadera especial). La cerveza no debe salpicar en el cubo, debe precipitarse suavemente hacia él.

Coloque el cubo de embotellado en el mostrador, conecte el sifón y ejecute el otro extremo del sifón en una botella. Llene cada botella con cerveza hasta 3/4 de pulgada desde la parte superior de la botella. Gire la parte superior cerrada y asegúrese de que esté bien sellada.

Repita con las botellas restantes hasta que no quede cerveza.

Deje que la cerveza se refiera en la botella en un lugar fresco como un armario durante 14 días.

¡Bebiendo! (aproximadamente 14 días después del envasado)

¡Enfríe todas las botellas en el refrigerador y disfrútelo! Debido a que las botellas con tapa abatible pueden permitir la entrada de un poco de oxígeno, es mejor beber la cerveza dentro de un mes.

¡Brinde por usted mismo e impresione a sus amigos! ¿Listo para probarlo? Prueba estas recetas:


El boom de la cerveza enlatada está aquí

La cerveza enlatada está regresando. Según Bloomberg, casi el 53 por ciento de la cerveza consumida en 2011 provino de latas de aluminio, frente a un mínimo del 48 por ciento en los años previos a la recesión en diciembre de 2007. Mientras tanto, el barril y las botellas han perdido terreno últimamente (Bloomberg's cuadro útil se encuentra a continuación). Los datos sugieren que la medida tiene que ver con que los estadounidenses se vuelvan más conscientes de los costos, así como con que el mercado de la cerveza artesanal adopte el formato. Pero repasemos las otras razones pertinentes por las que debería beber más cerveza enlatada:

& Bull Es más ligero y, por tanto, más fácil de transportar.
& Bull Crushing latas es divertido. Romper botellas da miedo.

& Bull Tab-flicking: también sorprendentemente divertido.

Y hay investigaciones anecdóticas y científicas que dicen que la cerveza enlatada sabe tan bien o incluso mejor que la cerveza embotellada (hace un mejor trabajo bloqueando los rayos UV, por ejemplo). La razón por la que la mayoría de las personas adquieren ese sabor metálico es porque huelen el aluminio mientras beben, vertiendo su cerveza en un vaso es una solución rápida al problema. Así que ahora todo lo que tienes que preocuparte es que te llamen uno de los que Bloomberg define de manera extraña y precisa como una "subcultura" de "hipsters" devoradores de PBR. ¿Podemos indicarle una de estas otras excelentes opciones de cerveza enlatada?


Excelentes cervezas artesanales de las mejores microcervecerías independientes de EE. UU.

Ya sabes que Craft Beers se ha disparado en popularidad durante la última década. Lo que no sabes, hay miles de increíbles cervezas artesanales producidas por estas nuevas microcervecerías. Todos claman por su atención, con la esperanza de convertirse en su próxima cervecería favorita. Una de las mejores formas de probar estas cervezas únicas es dejar que The Original Craft Beer Club haga el trabajo preliminar y la degustación para traerle los mejores descubrimientos cerveceros del país.

No cualquier cerveza servirá. A medida que aumentó rápidamente el número de cervecerías artesanales, también creció la variedad de estilos y calidad de cerveza. Desafortunadamente, no todas las cervecerías artesanales utilizan los mejores ingredientes o han probado y perfeccionado meticulosamente sus recetas. Entonces, ¿por qué decepcionarse con una cerveza de la que no está seguro? Eliminamos la preocupación y el gasto desperdiciado al profundizar en las miles de cervezas artesanales que existen y seleccionar solo las cervezas que merecen su atención.

Hay una gran cantidad de estilos de cerveza para disfrutar. Tratar de probar todos los estilos de cerveza sin fin por su cuenta es una tarea imposible. Si quiere tomar un sorbo de una Stout rica y cremosa, se la conseguiremos. ¿Quieres una Ale picante con un final limpio a lúpulo? Nosotros también lo conseguimos. ¿Qué pasa con una variedad de Lager dulce a amarga, pálida a negra? No hay problema. No tendrá que preocuparse por examinar desesperadamente el pasillo de la cerveza artesanal con la esperanza de encontrar un ganador. Mejor aún, solo contamos con cervecerías con una distribución muy pequeña, lo que significa que probablemente no las encontrará en su supermercado o licorería local. Además, le enviaremos su cerveza directamente a su casa.

La variedad es la sal de la vida. Y con el Original Craft Beer Club, nuestra misión es presentarle a usted, o al destinatario del regalo, una amplia gama de increíbles cervezas artesanales. Entonces, si está cansado de las cervezas aburridas, sin inspiración y producidas en masa que atascan nuestras licorerías, consuélese de que la libertad está aquí. Y tiene un sabor increíble.

Únete al club. Únase como miembro mensual continuo del Craft Beer Club o dé un regalo del Craft Beer Club de 1 a 12 envíos. Elija envíos mensuales, cada dos meses o trimestrales. Siempre Envío gratis en los 48 estados contiguos de Estados Unidos. Hasta 3 obsequios de bonificación gratis más un opcional TARJETA DE FELICITACIÓN incluido en el primer envío!

Regalos para papás y graduados

-> Es importante que envíe a una dirección donde sepa que alguien está disponible para recibirlo. Como saben, muchas empresas están cerradas o tienen horarios reducidos. Las empresas de reparto no retienen los envíos para su recogida. Por lo tanto, si realiza un envío a una empresa que está cerrada, nos lo devolverán de inmediato.

El envío acelerado no está disponible para pedidos de cerveza. Tenga en cuenta que las condiciones meteorológicas adversas e imprevistas también pueden afectar los plazos de entrega.

Si le preocupa que su paquete llegue a tiempo para un evento específico, le sugerimos que descargue e imprima una tarjeta de regalo gratis.

Si tiene alguna pregunta específica, inicie un chat o llame a nuestro servicio de atención al cliente:
1-800-200-2959.

¡Muchas gracias por el excelente servicio al cliente! No hay mejor sensación que cuando encuentras una gran empresa que ofrece un producto que te gusta y tiene un servicio al cliente superior. Me aseguraré de dejar una reseña en su sitio web. Lee mas ¡Muchas gracias por el excelente servicio al cliente! No hay mejor sensación que cuando encuentra una gran empresa que ofrece un producto que le gusta y tiene un servicio al cliente superior. Me aseguraré de dejar una reseña en su sitio web. J. Unsworth

Cada vez que he tenido contacto con Craft Beer Club recibo Radical Hospitality y ¡ME ENCANTA! ¡Por eso sigo renovando la cerveza! :) k Además es delicioso Lee mas Cada vez que he tenido contacto con Craft Beer Club recibo Radical Hospitality y ¡ME ENCANTA! ¡Por eso sigo renovando la cerveza! :) k ¡Además, es delicioso! R. Zimmerman

Es un gran regalo, el mejor que le he dado en nuestros 5 ½ años juntos. ¡Gracias de nuevo por el maravilloso servicio al cliente! Lee mas A John le encantan sus cervezas artesanales y me encanta que tenga la oportunidad de probar de todas partes, de lugares que no podría de otra manera. ¡Es un gran regalo! C. Phelps


Paso 8:

Vierta suavemente su mosto enfriado a través de su colador desinfectado y embudo en la botella de fermentación vacía. Querrá que el volumen total en el fermentador sea de 2 1/2 galones. Si su olla de preparación era lo suficientemente grande como para permitirle hervir 2 1/2 galones completos, tendrá que compensar la evaporación que tuvo lugar durante el hervor. Si necesita agregar agua para alcanzar la marca de 2 1/2 galones hecha en el Paso 4, hágalo ahora. El agua del grifo está bien. Puede usar agua del 1/2 galón que vertió en el Paso 4 si lo guardó en un recipiente desinfectado. Lleve el volumen total hasta la marca que hicimos anteriormente en la botella.


Los mejores cócteles enlatados que puedes tomar absolutamente en cualquier lugar

Los cócteles enlatados, aplastables, fáciles de transportar y, seamos honestos, bastante bonitos, se están convirtiendo rápidamente en la mejor manera de tomar una bebida mezclada bien elaborada sin siquiera poner un pie en un bar.

La idea de enlatar un cóctel resuelve un problema importante: es difícil beber bebidas elegantes y llenas de alcohol en lugares que no son bares. Una de las principales ventajas de la cerveza es su accesibilidad, puede abrir fácilmente una hielera y tomar una cerveza fría helada mientras juega en un bote o descansa en la playa. Y mientras no es & # 8217s imposible para prepararse, digamos, un cabestrillo de Singapur del contenido de su bolsa de picnic, objetivamente es un poco más difícil. Las latas facilitan la vida. Y cuando empiezas a pensar en todos los lugares en los que puede ser divertido beber tu cóctel artesanal favorito (en un bote, en una puerta trasera, en el parque, en la ducha), la idea de enlatar estas queridas bebidas se vuelve bastante atractiva.

Desafortunadamente, los cócteles enlatados no tienen la mejor reputación. Por lo general, se agrupan con las ofertas empalagosamente dulces y agresivamente vibrantes tan populares en los años 90. Pero técnicamente no se trataba de cócteles, eran bebidas a base de malta y "refrigeradores" de vino que tenían el mismo precio que la cerveza. Los sabores se crearon principalmente con una cantidad excesiva de azúcar, y el alcohol no tenía ninguna profundidad real, porque los licores ni siquiera formaban parte del proceso.

Poner licor en latas “vino con impuestos más altos”, dice Yuseff Cherny, el fundador de Cutwater Spirits, una destilería galardonada que allanó el camino para las ahora docenas de marcas de cócteles enlatados. "La mayoría de las empresas temían que el consumidor se volviera loco por un precio demasiado alto".

Pero a medida que la cerveza artesanal se hizo más popular, se hizo evidente que la gente estaba cada vez más dispuesta a gastar un poco de dinero extra en una bebida de calidad, dentro o fuera de un bar. Las compañías de bebidas alcohólicas se sintieron cada vez más cómodas con los impuestos más altos sabiendo que sus productos estarían más dispuestos a venderse. Al mismo tiempo, una explosión en los bares de copas artesanales en todo el país ha significado que los mixólogos curiosos estén ansiosos por llevar sus sabores favoritos desde detrás de la barra al mundo.

"Estaba cansado de pasar de contrabando todos los ingredientes de mis cócteles favoritos en lugares que no permitían el vidrio", dice Adam Glatt, el fundador de Proof Cocktail Co., quizás mejor conocido por su muy potente Mai Tai enlatado. “Las latas son un recipiente increíble. El aluminio es más liviano que el vidrio, lo que genera una pequeña huella de carbono en el envío. También contienen más contenido reciclado que otros materiales reciclables con casi un 68 por ciento de contenido reciclado, y pueden reciclarse infinitamente sin limitación ”.

El impacto ambiental positivo no es la única razón para dar una segunda mirada a estos brebajes enlatados. Si bien puede parecer nada más que un plan de emborracharse rápidamente, muchas de las nuevas incorporaciones al campo saben tan bien como sus primos de bares. A medida que la tendencia continúa creciendo, más destilerías y cantineros están encontrando formas de preparar cócteles clásicos y poco convencionales. Y estas personas no solo están tirando un poco de Coca-Cola y Calypso en una lata y dando por terminado el día, están usando técnicas innovadoras, jarabes hechos a mano e ingredientes orgánicos para crear el tipo de cóctel que recibiría en un bar exclusivo, pero con la posibilidad de beberlo en el lugar que más te guste.

Sin embargo, tenga en cuenta que no todos los cócteles enlatados son iguales, especialmente cuando se trata de ABV. Algunos son más suaves, con una capacidad de trago similar a la de una cerveza y un contenido de alcohol tan bajo como el 5 por ciento, mientras que el Mai Tai de Proof, por ejemplo, tiene un 23 por ciento y está destinado a ser dividido o compartido. (O no, no estamos aquí para juzgar).

Todos los días aparecen nuevos en las licorerías locales, pero probamos cada lata que pudimos conseguir para seleccionar lo mejor de lo mejor.

Gin Candid’s con menta, pomelo y jugo de lima

Utilizando menta fresca y jugo de lima real, el cóctel Candid & # 8217s Gin with Mint, Grapefruit y Lime Juice, con base de Denver, recorre perfectamente la línea entre herbáceo y ligeramente dulce. Quizás la mayor fortaleza de esta bebida (y el resto de la línea Candid & # 8217s) son las hierbas frescas. Candid es único en el sentido de que ha omitido por completo los sabores de origen químico, creando un cóctel accesible pero matizado que es tan clásico como conveniente. El sabor es similar al de un mojito, produciendo algo tan fresco que simplemente un sorbo te transporta a un porche trasero bajo el sol de julio.

Los fundadores de Candid, Melissa Baker y Quinton Bennett, provenían de 15 años de experiencia en bares, y aunque amaban el negocio de los cócteles artesanales, no estaban del todo locos por las altas horas de la noche. También vale la pena mencionar su vodka con té negro, limonada y tomillo, que también contribuye al sabor característico "herb-forward" de las ofertas de Candid.

Mai Tai de Proof

Cuando se trata de un Mai Tai, no busque más, esta variación de Proof Cocktail Co. Literalmente hecho en un lugar llamado & # 8220Treasure Island, & # 8221, esta versión de un viejo favorito mezcla expertamente ron de plata de las Indias Occidentales, barril de bourbon americano -Ron añejo, Curazao, y orgeat con jugos de lima y naranja y solo un toque de granadina de granada. La sensación en boca de esta bebida es lo que realmente la hace notable: los jarabes son hechos a mano, los jugos están recién exprimidos y es el único cóctel enlatado que no se microfiltra (lo que puede quitar parte de la textura de los jugos cítricos). También tiene un 23,10 por ciento de alcohol, por lo que una sola lata es muy útil. La lata de tamaño completo sugiere que contiene tres cócteles listos para beber, y vertida sobre hielo, nunca adivinarías que no vino directamente de un bar.

Si el tiki tropical favorito no es lo tuyo, entonces puedes optar por uno de los otros sabores notables de la marca. El Moscow Mule y Paloma son únicos de otros cócteles enlatados en que utilizan carbonatación lenta, dando a las burbujas una textura más parecida a la del champán que la del agua con gas. Y tienen mucho más en el horizonte: estad atentos a un French 75, Manhattan, Gin and Tonic, Tom Collins y más.

Vodka Soda de Southern Tier Distilling Company

El último cóctel enlatado de Southern Tier Distilling Company & # 8216 comenzó como un simple vodka soda, pero el fundador y mixólogo Phin DeMink sintió que faltaba algo. Comenzó a jugar con frutas cítricas para tomar el lugar del cóctel y la lima o gajo de limón característicos del cóctel, y finalmente aterrizó en una combinación de lima makrut, pomelo y naranja sanguina, junto con un toque de romero para equilibrar la acidez.

Phin tiene una historia de creatividad en el espacio de las bebidas y ha pasado años desarrollando recetas para cervezas, licores y cócteles. Su pasión e ingenio brillan en el resto de los productos de Southern Tier, que incluyen más de dos docenas de cervezas. La compañía también ofrece otros tres cócteles enlatados: The Vodka Madras (imagina un vodka soda con un toque extra de cardamomo, manzanilla y arándano), Gin and Tonic y Bourbon Smash son una valiosa adición a tu alijo.

Slow & amp Low's Rock and Rye

Cuando Shakespeare escribió & # 8220 ella es muy pequeña, es feroz & # 8221, probablemente estaba teniendo una premonición sobre el cóctel Slow & amp Low Rock and Rye. Aunque viene en una práctica lata de 100 mililitros (sí, puede llevarlo en aviones), tiene el mismo impacto que una bebida que usted puede tomar en un elegante bar clandestino. Basado en el cóctel embotellado original de América # 8217, & # 8220Rock and Rye, & # 8221, este brebaje enlatado está inspirado en la receta de la época anterior a la Prohibición de Hochstadter & # 8217s & # 8217, conocida por su whisky endulzado con caramelo. Pero la bebida es cualquier cosa menos sacarina: la combinación de whisky de centeno añejo, caramelo de roca, naranjas ombligo secadas al aire, miel cruda y amargo de Angostura trabaja en conjunto para crear una bebida que es tan suave como fuerte y tan sexy como es conveniente.

Limonada de Fishers Island

La limonada de Fishers Island lleva el nombre de su ciudad natal, una franja de tierra de 7 millas que se encuentra directamente al norte de Montauk, Nueva York. La creadora Bronya Shillo creció trabajando en The Pequot Inn, el único bar de la isla, y finalmente se le ocurrió la idea de enlatar el cóctel exclusivo del porro, una mezcla deliciosamente nostálgica de whisky, vodka, miel y jugo de limón. La combinación de whisky y miel crea ese tipo de dulzura & # 8220 justa & # 8221, formando una bebida que & # 8217 recuerda a los atardeceres de la costa este, paseos en ferry y besos con el instructor de tenis en el club de campo de tu abuela.

Tú y tuyo Distilling Co. & # 8217s Gin & amp Tonic

¿Por qué necesita un gin tonic enlatado cuando la bebida ya tiene solo dos ingredientes simples? No estoy seguro, pero apuesto a que el sacerdote de Fleabag tendría una respuesta para ti. El de You & # 038 Yours, en San Diego, es deliciosamente simple, mezclando la propia ginebra dominical de cítricos de la destilería con quinina, agua de soda y algunos sabores naturales. You might wonder why it exists, but as soon as you crack one open, you’ll be glad it does.

Cutwater Spirits’ Bloody Mary

Also from San Diego, Cutwater Spirits has nailed the canned cocktail game, and its Spicy Bloody Mary takes the cake. This award-winning beverage encapsulates the heat and pickly tartness of a Bloody Mary, making it ideal for morning tailgates, picnic brunches in the park, and spontaneous trips to the beach. It’s great out of the can, but I also recommend serving it over ice, celery stalk optional.

Cutwater was one of the first companies to have widely distributed canned cocktails, and one of the perks of its years of experience is its versatility: In addition to the Bloody Mary, the brand offers a tequila Paloma, a boozy cold brew, a whiskey highball, and a margarita, just to name a few.

Plain Spoke’s Bourbon Smash

With over 11 years working as a bartender, Plain Spoke founder Tom Dufek knows the care and craftsmanship necessary for creating a solid mixed drink. He and his partner spent years studying the canned cocktail business, learning about key techniques like how to prevent accidental oxygen exposure, before launching their own creation.

“I wanted something that era a Bourbon Smash, not something that tasted like a Bourbon Smash,” says Dufek. Plain Spoke achieved this goal by choosing legitimate lemon juice over citric acids and oils, and mint extract made from actual herbs. Also worth mentioning is the brand’s Moscow Mule—the blend of mint, vodka, and lime is given just enough effervescence to make it the perfect option for a hot day on your neighbor’s rooftop. Perhaps one of Plain Spoke’s greatest innovations is its combo of spearmint and peppermint extracts—the end results give both the Moscow Mule and the Bourbon Smash a refreshing, herbaceous quality that you’d never expect to emerge from a can.

Vikre Distillery’s “Frenchie”

Food52 writer Emily Vikre got the idea for a canned French 75 shortly after her first son was born. It was a harried time, and when she finally had a moment to sit down with a friend, she realized just how badly she wanted a French 75, but without all the squeezing and shaking. Thus the “Frenchie” was born.

Vikre and her husband own a spirits company in Duluth, Minnesota, where they use the glacially-distilled water of Lake Superior. Frenchie combines the distillery’s certified organic gin with a rosé from sustainable vineyards in California, fresh lemon juice, and homemade elderflower-esque liqueur. This canned version of a classic definitely tastes like a real cocktail and is best sipped, not chugged.

Interboro’s Gin and Tonic

Brooklyn-based Interboro originally gained notoriety for its cloudy, succulent IPAs and pale ales, but is now earning a name in the craft cocktail scene. Perhaps the biggest strength of this offering from Interboro—another classic G&T—is its simplicity. Comprised solely of tonic water and the distillery’s own Goodwill Hill gin, which features six distinct botanicals (angelica root, juniper berry, coriander, lemon peel, licorice, and black pepper), this canned cocktail doesn’t need any bells and whistles to sing its anthem. While it’s highly enjoyable straight from the can, you can enhance the premade potation by pouring it over ice and adding a twist of fresh lime.

Cardinal Spirits’ Maui Mule

It’s no surprise that Cardinal Spirits, which was founded on the idea that alcohol can be used as a bridge to create human connection, jumped at the opportunity to bring its drinks outside the bar and into our hands. And while fusions can be tricky, this fun-focused brand nails the more tropical take on a classic Moscow Mule. Spicy ginger contrasts nicely with the not-too-sweet passion fruit, especially when rounded out with the company’s light and slightly floral vodka. All that’s missing is a background melody of steel drums—but we’re sure you’ll find a way to make do. Cardinal’s Bramble Mule swaps out the passionfruit for raspberry and hibiscus, and to great effect.

Boulevard Beverage Co.’s Fling Margarita

Concocted by the brewers at Boulevard Beverage Co. in Kansas City, Missouri, Fling is a new craft cocktail brand with a handful of refreshing, easy-drinking cans. Its canned margarita is a twist on the original, sort of like the bubbly little sister to the boozy salt-rimmed concoctions you’d find in a good tequila bar. It’s got the sweetness and fruit-forward flavor of a Jarritos Mexican soda, but with a hint of salt and the depth of agave tequila. They also make a gin and tonic with cucumber and lime, a rum Mai Tai, and a blood-orange vodka soda.


Here's How A Six-Pack Of Craft Beer Ends Up Costing $12

I've said it before and I'll say it again: There's never been a better time to be a beer drinker in America. The skillful innovation of American craft brewers over the past decade has pushed beer in delicious new directions. It wouldn't be hard to argue that the craft beer renaissance is the most exciting development in the country's culinary world right now.

But this explosion in quality comes at a price. Literalmente. With few exceptions, prices for good craft beer are far higher than for mainstream macrobrews from brewing conglomerates such as MillerCoors and Anheuser-Busch. A six-pack of beer from breweries like Dogfish Head, Ballast Point or Cigar City almost always costs more than $10 -- and routinely exceeds the $15 mark. You could easily get a 12-pack of Bud Light for that much.

Part of the price differential is due to pure marketing. Like vendors of designer clothing, acclaimed craft breweries can charge more because their customers expect to pay more for luxury goods. I recently spoke with more than a dozen people involved at all levels of the craft beer world to get a sense of the industry's cost structure. It turns out that craft brewers incur far higher costs than mainstream brewers. Indeed, once you learn about all the work and material that goes into each six-pack, $12 starts to seem like a bargain.

Here's an infographic that summarizes my findings, showing how much of the final cost of a typical six-pack of craft beer is due to each expense:

To give you a sense of what all these various expenses actually mean, I'll take you through the life cycle of a craft beer -- from grain to glass -- explaining, at each step, what's involved.

Raw Ingredients

Most beers contain four basic raw ingredients: water, malt, hops and yeast.

Beer brewing uses a great deal of water. About five gallons are required to produce one gallon of beer. And water access has become a problem for some growing craft breweries on the West Coast, which has been experiencing a major drought for the past couple years. But even in Southern California, water remains so cheap that it's not a serious concern for most breweries when it comes to pricing. So we'll leave that out of the equation.

The other three ingredients cost real money. Let's take them one at a time.

Malt: When it comes to malted grain -- the source of the sugars that become the alcohol that makes beer what it is -- macrobreweries have three key advantages over craft breweries. Their huge size lets them demand lower prices from malt suppliers. They mix corn or rice -- far cheaper than the traditional barley -- into their beer. And compared with craft breweries, they generally produce beers that are lower in alcohol, which require significantly less malt per barrel of beer. Craft breweries are also likely to use small amounts of specialty malts to add special flavors to the final product.

According to Bob Hansen, an executive at specialty malt powerhouse Briess, a medium-sized craft brewer can expect to pay 40 cents to 50 cents per pound for malt, while a macrobrewer will pay closer to 22 cents a pound. And while a macrobrewer uses about 40 pounds of malt to make a barrel of low-alcohol beer, a craft brewer might use 70 pounds to 100 pounds of malt to make a barrel of IPA or stout.

That means that a six-pack of craft beer contains about 65 cents of malt, while a six-pack of macrobrew contains about 16 cents of malt.

Hops: Hops are the herbacious plants that contribute much of the distinctive flavor to great beer, especially the hoppy IPAs that are the bestselling category in the craft beer world. They're best known for adding bitterness to beer, but there are hundreds of varieties of hops, each of which contributes its own flavor to beer. Certain hop varieties have become extremely sought after by craft brewers in recent years, driving prices to record levels. Though most hops cost $4 to $6 a pound, some specialty types cost as much as $20 a pound.

Macrobrews contain almost no hops that's why they taste so "drinkable" and un-bitter. A macrobrewer might add a pound of cheap -- say, $3 a pound -- hops to a barrel of beer. Meanwhile, a craft brewer could easily put four pounds of $7-a-pound hops into a barrel of hoppy IPA.

All told, a typical six-pack of craft beer contains 53 cents worth of hops, while a six-pack of macrobrew contains maybe 5 cents. And, of course, the sky's the limit on the craft beer side. A super-hoppy double IPA with ultra-premium hops could include more than $1 worth of hops.

Yeast: Another category that ranges wildly in price. Very large brewers -- and some craft brewers -- cultivate their own yeast, and rarely spend significant money on it. So let's call a macrobrewer's yeast cost nil.

But most others regularly buy fresh batches of yeast from the two companies that produce it for the beer market: San Diego's White Labs and Oregon's Wyeast. Overnighting a batch of yeast large enough to brew a 30-barrel batch of beer is extremely expensive -- around $800. Most brewers try to reuse the yeast as many times as possible, often around four times, which would imply a per-six-pack cost for yeast of 13 cents. It's less than malt or hops, but still significant.

It should be noted that a few breweries -- including hugely acclaimed Toppling Goliath brewery in Decorah, Iowa -- insist on buying fresh yeast every time they brew beer. Clark Lewey, the owner of Toppling Goliath, said the increased quality and consistency more than justifies 50 cent-per-six-pack cost of fresh yeast.

Additional Ingredients: Some specialty beers made by craft brewers include additional ingredients as supplemental flavorings. Coffee beans, for example, make regular appearances in certain stouts, and spices like grains of paradise and chipotle peppers have been known to add zest to various beers. In some cases, these ingredients can add as much as a couple dollars to the cost of a six-pack. The range here is too big to include in our normal analysis, especially because most beers don't include anything besides the big four, but it can be a major factor in the price of some beers.

Brewing, Aging and Packaging

Once all the raw ingredients get to a brewery, the beer-making can begin. That requires labor. Several people I spoke with cited a rule of thumb for labor costs that says it takes about 20 hours of work to make a batch of beer, regardless of the size. The going rate for a ground-level brewer at a non-union brewery is about $12 an hour, meaning it costs $200 in labor to make a batch. Assuming the 30-barrel batches that are standard at relatively small breweries, that means 15 cents of labor goes into a typical six-pack of craft beer.

Packaging -- whether in cans or bottles -- is surprisingly expensive. Even buying in bulk, a glass bottle with a beer label affixed to it can cost as much as 20 cents, and the cardboard container that holds a six-pack costs a few more cents. So packaging can add as much as $1.50 to the cost of a six-pack. Packaging is often one of the single-biggest expenses a brewery incurs. That amount drops significantly when a brewery is selling beer by the half-barrel to restaurants, but it's still considerable.

Some high-end beers undergo barrel-aging for six months to a year before being bottled. A brewery has to buy a barrel, usually from a bourbon distiller, for about $100, for this process. In addition, it takes up valuable time and space in the brewery, which is hard to quantify. Let's assume barrel aging adds about $1 to the final cost of a six-pack. But because relatively few beers undergo barrel-aging, we won't include this cost in our main analysis.

Finally, buying equipment and renting space for a commercial-scale brewery costs a ton of money -- at least several hundred thousand dollars, and often in excess of $1 million. And there are ongoing costs -- promotional events, advertising, R&D -- that are not included in the small amount of labor mentioned above.

Basic microeconomics tells us that it's unwise to explicitly account for these past expenses, called sunk costs, when pricing a product, but the owner of the brewery eventually has to recoup that investment, not to mention make a living. To do that, breweries typically add a healthy markup to costs before selling the beer to a distributor -- around 50 percent of gross costs, leading to a margin of 33 percent. Assuming raw ingredient costs of $1.31, labor costs of 15 cents and packaging costs of $1.50, the brewer's margin ends up adding about 91 cents to the final cost of the six-pack.

Shipping

A brewery that mostly sells its beer in-state, or in a relatively tight group of states, won't incur much in the way of shipping costs. But prominent craft breweries are increasingly distributed across the country. You can now find beer from lots of San Diego and Portland breweries in New York City, for example. And trucking beer thousands of miles costs a lot of money.

Andreas Martin, a transportation broker specializing in the beer industry, said shipping costs vary significantly by season. Refrigerated trucks out of California are far more expensive in the summer, when vegetable producers in the Central Valley and Salinas Vally are competing for them. Martin said that, depending on the time of year and the type of truck, it costs $5,000 to $7,000 to send a truck across the country. A truck generally carries 18 pallets of goods, and you could fit around 80 cases of beer onto one pallet. That translates into shipping costs of 67 cents for each six-pack trucked across the country.

Excise Taxes

The federal government and each state government levy excise taxes on all alcoholic products, and beer is no exception. Federal excise tax is the rare cost that's actually lower for small breweries than large ones. Washington charges breweries $7 per barrel for the first 60,000 barrels a brewery sells. After that -- and for all breweries that sell more than 2 million barrels a year -- the federal tax is $18 a barrel.

States vary wildly in the amount they levy, from 62 cents a barrel in Wyoming to $33 in Alaska. The median, though, is $6.20, which is what we'll use for the purpose of our analysis.

Federal and state excise taxes add about 23 cents to the price of a six-pack.

Distribution

Thanks to a web of laws created in the wake of Prohibition, almost all beer sold in America must pass through a distributor before it reaches a consumer. Beer distributors are in charge of a wide variety of tasks: They help market beers to restaurants and shops, they teach retailers the proper way to serve beer, and they bring beer from their warehouses to retail locations. They're generally accountable for any loss along the supply chain -- theft, broken bottles and so forth -- which might account for about 5 percent of the total.

For these services -- and thanks to their legally-mandated monopoly, they generally mark beer up drastically -- 50 percent is normal. All the costs we've discussed so far mean that a distributor might buy a six-pack from a brewer for $4.75. The distributor's markup, plus the cost of the lost product, adds $2.73 to the price of a six-pack.

Venta minorista

A typical retailer, then, would buy a six-pack of craft beer for about $7.48 from a distributor. The retailers I spoke with for this article said that, for sought-after craft beers, there's relatively little wiggle room on pricing at this stage, even for large companies. But as anyone who's comparison-shopped beer within a given city can attest, they have broad discretion on how much they will charge the consumer. A run-of-the-mill bottle shop is likely to mark up beer by around the same amount as the brewery and the distributor -- that is, 50 percent, or $3.75 on a $7.48 six-pack. Once you add the 7 percent sales tax, approximately the national median, you get almost exactly $12 a six-pack.

¿Quieres leer más de HuffPost Taste? Síganos en Twitter, Facebook, Pinterest y Tumblr.


A Word Against Nitro Beer

Some connoisseurs believe that nitro beer is a fake product. As I have already mentioned, it is necessary to add a beer gas made of 70% nitrogen and 30% carbon dioxide to get this brew type.

To get the right effect, the bartender serving nitro beer on draft adds the gas under high pressure into beer by forcing it through a fine screen. Under such circumstances, nitrogen expels the CO2 out of the beverage, resulting in a lightly carbonated brew with a dense and thick foam head.

The problem is that neither carbon dioxide nor nitrogen stays in the solution for long. Therefore, you need to drink your beverage within half an hour. Otherwise, you will remain disappointed with the result.

Those who are not fans of nitro beer believe that it is just current fashion, and nitrogen actually solves an already fixed problem. Additionally, this gas destroys a hop aroma, so putting an IPA on nitro can undo the brewer’s effort to get the desired flavor.


Ver el vídeo: Concierto Maestros Cerveceros - Kubilete Rock 2021 (Octubre 2021).